Llega a Chile un tratamiento innovador que busca mejorar la calidad de vida de los pacientes con esquizofrenia

0
318
  • Se estima que cerca del 89% de los pacientes con esquizofrenia no cumple con su tratamiento correctamente, lo que produce un aumento de las recaídas y/ o empeoramiento de los síntomas.
  • Los antipsicóticos atípicos de acción prolongada permiten que los pacientes mejoren la adherencia al tratamiento y recuperen sus capacidades funcionales. 

La esquizofrenia es una enfermedad crónica que, sin un tratamiento integral adecuado, tiene efectos devastadores en la salud, provocando el aislamiento social y la estigmatización de los pacientes.

A nivel mundial esta enfermedad afecta a un 1% de la población1 y en Chile, se estima que la padecen cerca de 173 mil personas.

Se caracteriza por distorsiones de la percepción y alteraciones del pensamiento, que se presentan sin que el paciente tenga conciencia de estos síntomas. Entre sus causas, intervienen factores genéticos y medioambientales.

El principal desafío en el manejo terapéutico de esta patología es la falta de adherencia o cumplimiento del tratamiento. Se estima que el 89% de los pacientes no cumple correctamente con su tratamiento prescrito2.

Al tratarse de una enfermedad crónica, la aparición de nuevas y más modernas terapias representa una esperanza para quienes la padecen y su entorno. En Chile, ya se encuentra disponible el primer y único antipsicótico atípico de acción prolongada de administración mensual en base a la molécula de palmitato de paliperidona, asegurando el cumplimiento del tratamiento y, en consecuencia, reduciendo el riesgo de recaídas.

“Este tipo de tratamientos brindan al paciente la posibilidad de recuperar su autonomía y sus capacidades psicosociales, permitiéndole de esta manera alcanzar sus metas personales. Esto impacta favorablemente no solo en el paciente sino también en su entorno familiar. Su formulación inyectable mensual, ha demostrado ser altamente efectiva para asegurar la adherencia al tratamiento, facilitando que el paciente no lo abandone y que el médico pueda hacer un mejor seguimiento”, explica el Dr. Pedro Sánchez, médico psiquiatra de la Unidad de Psicosis Refractaria del Hospital de Álava, España y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco.

Las recaídas o empeoramiento de los síntomas agravan el pronóstico del paciente, ya que cada uno de estos episodios conlleva al deterioro de sus funciones intelectuales o cognitivas.

La esquizofrenia, no sólo afecta la calidad de vida del paciente, sino además de todo su entorno cercano, especialmente a su familia. Estudios afirman que el 75% de los cuidadores manifiesta estrés emocional y más del 60% tiene problemas de salud a causa de la enfermedad del familiar3.

Fotos


Documentos