Shell te entrega recomendaciones para obtener todos los beneficios de un buen lubricante

0
108

 “Un lubricante degradado puede generar severos problemas en componentes como el motor y la transmisión, entre otros”, sostiene Justo Verdejo, subgerente de ventas industriales de lubricantes Shell.

MANTENIMIENTO | Se recomienda respetar siempre las pautas de mantenimiento programadas por el fabricante o representante de la marca, al igual que las especificaciones exigidas para los lubricantes y refrigerantes, dado que estás permitirán optimizar el rendimiento de su vehículo. Evite malas prácticas como utilizar lubricantes o refrigerantes que no cumplan con las exigencias del fabricante del vehículo o sólo poner atención a la viscosidad del lubricante sin atender las especificaciones requeridas.
DESEMPEÑO | Los intervalos de drenaje del aceite se pueden extender con productos de elevado desempeño y calidad que generalmente son productos semi-sintéticos o completamente sintéticos. La extensión de vida útil del aceite debe realizarse siempre con apoyo técnico profesional y monitoreando el comportamiento con los análisis de aceite que se realizan en laboratorios especializados. Justo Verdejo, subgerente de ventas industriales de lubricantes Shell indica que “los análisis de aceite permiten controlar de manera preventiva las condiciones del lubricante y determinar la cantidad óptima de horas o kilómetros de uso de acuerdo con su rendimiento sin comprometer la vida útil de los componentes”. De esta forma es posible programar el cambio de aceite de acuerdo con su condición y extender su vida útil sin comprometer los componentes del vehículo.
NORMAS INTERNACIONALES | Los fabricantes de camiones han incorporado a sus maquinarias una serie de tecnologías que permiten reducir las emisiones de material particulado y gases y de este modo adecuarse a los exigentes estándares de emisión vigentes (Euro 5 y Euro 6) que requieren lubricantes bajos en cenizas o Low SAPS (bajos en azufre, fósforo y cenizas sulfatadas) y productos como el Adblue. El uso de lubricantes adecuados para estos dispositivos post-tratamiento permiten mantener en buenas condiciones los sistemas post-tratamiento de gases y material particulado (EGR, DPF o filtro de partículas y Reductor Catalítico Selectivo o SCR).
EFICIENCIA ENERGÉTICA EN VEHÍCULOS PESADOS
Con el objetivo de buscar nuevas soluciones para optimizar la productividad de los transportistas y así entregarle una máxima protección a los motores diésel, Shell desarrolló la nueva tecnología Dynamic Protection Plus en productos sintéticos como Shell Rimula Ultra 5W30, Rimula R6 LM 10W40 y semi-sintéticos como Shell Rimula R5 LE 10W40 ó 10W30, especialmente diseñados para reducir el consumo del lubricante, garantizando una mejor lubricación a bajas temperaturas.
“La nueva tecnología Dynamic Protection Plus, presente en los productos Shell Rimula mencionados anteriormente, es una combinación única de la última tecnología GTL (Gas to Liquid), y la tecnología adaptativa de los aditivos, que terminan de potenciar el lubricante. Dynamic Protection Plus permite una mejor protección contra el desgaste del motor, mayor durabilidad y eficiencia energética alargando la vida del motor”, explica Verdejo.
Los técnicos de Shell desarrollaron la gama de aceites sintéticos Shell Rimula Ultra y R6 y aceites semi sintéticos como el Shell Rimula R5 LE para motores diésel, los cuales permiten que los camiones de alta potencia-y que suelen ser los destinados a viajes de distancias extendidas -soporten el trabajo que la movilización de grandes cargas les exigen.

Foto

Foto - Shell
  Foto ...
Tamaño58.25 KB
Descargas