¿Existen diferencias entre los productos cosméticos y los llamados dermocosméticos?

0
70

Muchos piensan que todos los productos que aplicamos en nuestro rostro y cuerpo poseen las mismas propiedades. No se puede estar más equivocado, puesto existe una enorme diferencia entre los productos cosméticos y los dermocosméticos.  A pesar de que ambos se utilizan para embellecer la piel, estos últimos van un paso más allá, ya que combinan el conocimiento de la cosmética y la ciencia de la dermatología para cuidar la salud de nuestra piel y cabello.

“Los productos cosméticos sólo consiguen disimular, resaltar u ocultar aspectos visibles de la piel, pero no son capaces de penetrar en el estrato más profundo de la piel para afectar de forma efectiva las células, lo que sí hacen los dermocosméticos, ya que tienen grandes capacidades reconstructivas y actúan sobre tejidos más profundos de la dermis”, señala Paula Molina, químico farmacéutico de Farmacias Ahumada.

La dermocosmética, por tanto, es una disciplina que se sitúa entre la cosmética y la dermatología, por lo que supondría mayor seguridad y efectividad para mantener el cuidado de la piel o solucionar algún tipo de imperfección. “Son productos con ingredientes bioactivos que tienen beneficios médicos, a diferencia de los cosméticos. Están basados en principios dermatológicos, donde se realizan pruebas para garantizar sus funciones terapéuticas o curativas”, indica la farmacéutica.

Por esta razón, existe una variedad de productos de este tipo y para diferentes tipos de pieles, ya que consideran reacciones alérgicas u otras dolencias de la piel; por tanto, son capaces de solucionar problemas como las manchas de la piel, la caída del cabello o el acné, entre otros.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), existen muchos ingredientes en cosméticos que aún no se han testeado – sólo lo han hecho 1200 por sobre los 12 mil que existen-, por lo que recomienda el uso de productos dermocosméticos cuyos ingredientes ya estén registrados en la lista Reach, proyecto de la comunidad científica internacional que controla y estudia los productos químicos, además de analizar la exposición a éstos.

Por último, la dermocosmética ha significado un gran avance, no sólo para la estética, sino también para el cuidado general de nuestra piel. De acuerdo a Molina, “el hecho de que contengan propiedades terapéuticas y estén libres de toxinas agresivas, los tornan la mejor solución para problemas de la dermis y, además, verse mejor”.

Por esto, es importante que para comenzar a usar este tipo de productos, se consulte a un especialista, sobre todo si una persona enfrenta problemas con la piel o su cabello. De esta forma, se obtendrán mayores y mejores resultados de una forma mucho más segura. No sólo se trata de verse bien, sino de sentirse y estar saludable.

 

Foto

Tamaño61.88 KB
Descargas