MAQUINARIAS PARA LA CONSTRUCCIÓN

0
109
  • La versatilidad de la retroexcavadora 310L y la solvencia de la excavadora 200GLC, ambas de John Deere, garantizan calidad y respaldo para las tareas de construcción de nuestro país.

Con 80 años de experiencia en el rubro de maquinarias, y representando en forma  exclusiva en Chile a John Deere  para equipos de construcción, forestal y agrícola, Salfa –Salinas y Fabres- ha asumido históricamente los crecientes desafíos del mercado de la construcción poniendo a disposición de sus clientes infraestructura y experiencia. Para ello, cuenta con sucursales desde Iquique a Punta Arenas, ofreciendo ventas, repuestos originales y servicio, con personal especializado.

En este contexto, y considerando que la eficiencia en las rutinas de faenas es una meta sustancial para las tareas actuales de construcción, Salfa incluye a su amplia variedad de productos para estos fines, la nueva Excavadora John Deere 200GLC, que se suma a la Retroexcavadora John Deere 310L, para apoyar la industria.

Excavadora John Deere 200GLC: Altamente equipada y amigable con el medioambiente

La nueva Excavadora John Deere 200GLCl, es una máquina de 20 toneladas de altas especificaciones la cual se encuentra equipada con un motor John Deere 4045 POWERTECH PLUS de 4,5 litros, de 4 Válvulas por cilindro y  turbo de geometría  variable el cual está diseñado para obtener un muy buen desempeño en altura geográfica sobre el nivel del mar. El motor cumple con normas de emisiones Tier 3 lo que la hace un equipo amigable con el medio ambiente.

 “La nueva 200GLC es una máquina configurada para cumplir con las altas exigencias de la industria de la construcción, forestal y servicios generales”, comenta el Jefe de soporte de producto Maquinaria de Salfa, Gerardo Rodríguez.

 Retroexcavadora John Deere 310L: Fuerza y bajo consumo de combustible

Por su parte, la ya conocida Retroexcavadora John Deere modelo 310L cuenta con un tren de fuerza único en su clase el cual se compone de un motor John Deere 4045 de 4,5 litros que proporciona un bajo consumo de combustible. Su transmisión de 4 velocidades del tipo Powershift es estándar en todos sus modelos permitiendo realizar los cambios de marcha en todo momento sin necesidad de detener a la máquina, lo que significa una gran ventaja durante el uso del cargador frontal a diferencia otras máquinas. Su diferencial delantero de patinaje limitado y su característico despeje del piso la hace ideal para tareas agrícolas, de construcción, obras civiles, viales y urbanización.

“Destacamos el sistema de telemetría JD Link, que da al operario valiosa información referente tales como tiempo de operación en modo cargadora, modo aguilón, consumo de combustible, uso de transmisión y diagnóstico de averías en forma remota, esto permite un control total de la máquina”, agregó el ejecutivo de Salinas y Fabres.

Foto

Foto  Maquinarias Construcción
Tamaño1.59 MB
Descargas