PROFESIONALES Y ESTUDIANTES ULAGOS EN LA REACTIVACIÓN DE LA ENFERMERÍA COMUNITARIA

0
96

Conscientes de la urgencia de contar con una atención de salud eficaz, en medio de la pandemia que vive el mundo, enfermeros y enfermeras ULagos saben que frente a nuevos escenarios de enfermedad, es vital adaptarse a nuevos desafíos.

Es por esto que se han unido a un grupo de profesionales de Enfermería de la región, para formar una comunidad denominada «Enfermería comunitaria. Puerto Montt, sur de Chile», en conjunto con profesionales de las universidades Santo Tomás y San Sebastián y en articulación con la Casa de Félix González. “Esta última institución – liderada por una colega de la Universidad Santo Tomás- en un comienzo tenía foco en personas mayores, pero en la actualidad trabaja con todo el curso de vida. Cuentan con redes sociales, y a través de éstas, hemos podido desarrollar varias acciones educativas para la comunidad, en temas como lactancia materna y prevención de Infecciones de Transmisión Sexual, entre otros. También hemos realizado otras actividades más disciplinares, pero con foco comunitario, donde invitamos a colegas para que expliquen lo que hacen. La idea es que la comunidad vaya adquiriendo una visión más amplia de lo que es la enfermería”, comentó Carlos Alberto Fernández, profesional enfermero y académico de la Universidad de Los Lagos.

Parte de esta comunidad la integran las académicas Daniela Ascencio, Lorena Barría y Daniela Oyarzo de la UST; Claudia Cannobbio de la USS y en representación de la Universidad de Los Lagos, la docente Clara López junto a Carlos Alberto Fernández.

 Estudiantes ULagos

«Té-cito con la Enfermería: un espacio virtual para visibilizar el cuidado enfermería en diferentes ámbitos desde el sur de Chile», es el nombre del espacio creado para compartir experiencias y sumar voluntades en el área comunitaria y de atención primaria.

Liderando estas iniciativas están Ivanna Vera y Nicolás Vera, estudiantes de quinto año de la carrera de Enfermería ULagos, quienes desarrollan su internado con labores que por ahora son de teletrabajo. En este rol, ellos han demostrado que con la creación de nuevos espacios educativos, administrativos y de teleasistencia, pueden adaptarse a esta nueva realidad de cuidado de Enfermería. “También han demostrado que la labor profesional trasciende a la asistencia directa, tipo hospitalaria, y así, han relevado la enfermería comunitaria, que ha estado perdida en el país desde hace muchos años, y que se ha invisibilizado”, comentó Carlos Fernández.

Por su parte, Ivanna Vera destacó el trabajo realizado por esta nueva comunidad de profesionales de la Enfermería. “Se piensa que la Enfermería es lo asistencial, poner inyecciones, hacer curaciones, pero la Enfermería es esto, la comunitaria, la que hace prevención, que evita que lleguen problemas más graves. Es un ámbito que debe masificarse, en Chile hay poca enfermería comunitaria y por eso es bueno visibilizar el trabajo que hacen las distintas casas de estudios, que están comprometidas”, enfatizó.

“Es importante tratar de motivar a la comunidad, a sumarse a esta Enfermería que se ve en terreno”, comentó Nicolás Vera.

Franco Lancellotti, presidente Centro de Estudiantes de Enfermería ULagos, se refirió a la relevancia que cobra en estos tiempos, la enfermería comunitaria. ”Es fundamental para los estudiantes estar en el área comunitaria, en diferentes acciones de ayuda social. Al ser universidad pública, nos hemos caracterizado por ejercer un rol social en diferentes contingencias y pienso que hemos estado a la altura de lo que necesita la comunidad”, indicó Lancelotti.

 

ENFERMERÍA COMUNITARIA

El concepto de Enfermería Comunitaria es aquel que se aplica al tipo de enfermería dedicada al cuidado y a la prevención no sólo de la salud del individuo sino también de la familia y, especialmente, de la comunidad. La Enfermería Comunitaria es una importante rama de la ciencia ya que tiene que ver con el paso y el establecimiento de hábitos, conductas y cuidados que no sólo cuiden la salud de una persona de manera específica, si no que supongan el mantenimiento de un ambiente comunitaria seguro y saludable para todos sus integrantes.

En esta línea de trabajo, Daniela Ascencio Muñoz, fundó la Casa Félix González, basada en su experiencia como docente de la Universidad Santo Tomás y como magíster en Gerontología. “Hace cinco años comencé voluntariamente a trabajar con organizaciones comunitarias y levantando agrupaciones, en vista de la gran brecha existente en salud al interior de la comunidad. Es ahí donde debemos esforzarnos para lograr un impacto. Es la única manera de lograr objetivos que se mantengan en el tiempo, involucrándonos desde lo comunitario. Por ejemplo, cuando le pedimos  a una persona mayor que realice actividad física tres veces a la semana, pero nos damos cuenta que quizás esa persona si quiere realizar la actividad, pero tiene que cuidar a su nieto que tiene dos años  o no puede salir a caminar, porque existe un gran número de perros abandonados en el sector, que muerden a quienes salgan a caminar. Pasan los años y este objetivo no se logra, porque no hay una visión comunitaria de las soluciones. Eso es algo que la enfermera debe manejar, para tener una visión aún más integral de la que ya tenemos”, comentó Ascencio.

La fundadora de la Casa Félix González agregó que hoy más que nunca vemos las brechas existentes. “Pero no necesitábamos una pandemia para eso, solo necesitábamos un equipo con visión comunitaria, donde exista una identificación clara de las necesidades de cada población, que por lo demás son todas diferentes.  Y eso es Casa Félix González, un espacio para todos aquellos que creen que podemos hacer salud desde otra perspectiva, con una base en lo promocional y preventivo, el inicio de la casa fue pensada en personas mayores, de hecho, por eso me especialicé, pero con el tiempo nos dimos cuenta que debemos incluir más grupos etáreos y abrir estos espacios a la comunidad”, indicó.

En la actualidad Casa Félix González acoge a 75 usuarios y usuarias. Desde diciembre del 2019, se les entrega alimentos no perecibles, útiles de aseo y teleasistencia a 48 familias. “Personalmente estoy feliz de que la ULagos pueda arriesgarse a tomar este desafío, y entregarles la posibilidad a los estudiantes de vivir estas experiencias. Que la Universidad de Los Lagos crea en este proyecto, nos entrega sustento para continuar, y soñar con ser el primer centro de promoción y prevención en nuestra región”, puntualizó Daniela Ascencio.

Fwd: NOTA ENFERMERIA COMUNITARIA
  Fotos   Documentos ...
Tamaño0.00 KB
Download