LA IMPORTANCIA QUE TOMA LA COMUNICACION INTERNA POR EL TRABAJO REMOTO PRODUCTO DE LA PANDEMIA

0
86

TRANSPARENCIA, EMPATÍA Y HORIZONTALIDAD: CLAVES DE LA COMUNICACIÓN INTERNA EN TIEMPOS DE PANDEMIA 

 

  • La economía de Chile se encuentra tambaleante desde el Estallido Social y si a eso se le suma la Pandemia, el escenario para las Pymes (el motor de la economía chilena) es absolutamente desalentador. Una encuesta realizada por EuroChile asegura que el 81% de las pymes tiene un impacto significativo por la crisis del COVID-19, y un 45% cree que no podrá seguir operando ante cuarentena.

 

Pasar por una gran crisis social, tal como lo fue el Estallido de octubre 2019, y luego la Pandemia, es sin duda uno de los escenarios más complejos que cualquier empresa nunca haya vivido en su existencia.

Para un manejo de crisis eficiente, no deben existir dificultades para comunicarse con los equipos internos, ya que estos son sus aliados y, de tomarlo de manera distinta, la institución podría sufrir graves inconvenientes. Para lograrlo, “es necesario en primer lugar abrir los canales de comunicación, de manera horizontal, entregar más espacios de interacción y sintonizar desde la empatía con las personas, que entendemos que todos estamos vivenciando esta crisis de manera diferente” comenta Nicolle Knüst, Fundadora y Gerenta Comercial de Wunder Group, empresa experta en Comunicación Corporativa.

De acuerdo a los resultados del estudio “Tendencias de Recursos Humanos 2020-2021” de la consultora multinacional Randstad, “las comunicaciones al interior de la empresa pueden ser clave para lograr de forma correcta los cambios que se deben realizar y, ser acatados sin ansiedad, por parte de los colaboradores”.

Para ello, es necesario comunicar de manera rigurosa, responsable y con foco en las personas, entendiendo las necesidades y objetivos de la empresa, así como también poniéndose en el lugar de ellas como usuarios y/o audiencia. 

“Es fundamental definir objetivos, y lineamientos que estén en sincronía con una estrategia concreta para el cliente, definir el mensaje, adecuar los canales de esa comunicación con foco en los perfiles del público y lo más importante, entender que la comunicación no es comunicar por comunicar, es hacerlo con un por qué y que aporte valor”, agrega Nicolle Knüst.

Por otro lado, en momentos de crisis, la consultora de Comunicaciones Wunder Group recomienda conversar con las personas sobre el proceso de transición que estamos viviendo, donde se han tenido que adquirir nuevas modalidades de trabajo y probablemente en un tiempo acotado se comienza paulatinamente la reincorporación en modelos híbridos, que cada organización definirá. Es muy importante que las personas  comprendan que el camino puede ser desafiante, y que dependerá de todos el éxito. 

Aunque pueda parecer irracional, aún hay personas que no dimensionan la situación actual, y que les cuesta procesar el por qué hay un cambio, por lo tanto la experta sugiere,“reconocer y dejar que los colaboradores tengan acceso a la información, disponer canales de comunicación que permitan a las personas escuchar de primera fuente  los desafíos a los que se están enfrentando las compañías, y hacerlos parte del proceso. Es fundamental promover una comunicación clara, evitando la ambigüedad, es decir, debemos de olvidar dejar zonas grises o espacios para la interpretación y finalmente expresar claramente dichos cambios y de qué manera afectarán a las personas”, son parte de los lineamientos a seguir que señala  la Ejecutiva.

Y, agrega, “la comunicación interna, con foco en mensajes claros, transparentes y oportunos, debe transformarse en un aliado estratégico, tanto para dar tranquilidad a los empleados como para entregar certezas sobre el futuro, reduciendo así la incertidumbre y el miedo”.

Y es que, aunque hablar de “Employer Branding”, en este momento puede sonar superfluo o fuera de contexto, sin embargo, este es el instante preciso en que las organizaciones deben preocuparse por sus trabajadores y poner en primer plano la empatía. “Hoy más que nunca nuestros colaboradores nos están evaluando, por lo tanto el factor humano debe ser prioridad hoy y siempre”  finaliza Nicolle Knüst.