PRESIDENTE DE COMISIÓN DE EDUCACIÓN, COLEGIO DE PROFESORES Y ORGANIZACIONES ENTREGAN CARTA A MINEDUC EXIGIENDO NO VOLVER A CLASES PRESENCIALES

0
50

El diputado Juan Santana (PS) acusó al Gobierno de “un chantaje soterrado”, al enviar un proyecto que condiciona las subvenciones al retorno presencial a clases.

El presidente de la Comisión de Educación, de la Cámara, diputado Juan Santana (PS), junto con el Colegio de Profesores y organizaciones de apoderados, concurrieron hasta el Ministerio de Educación para entregar una carta señalando que “no existen las condiciones sanitarias para el regreso a clases presenciales”.

Al respecto, el parlamentario dijo que “claramente hoy no se puede volver a clases, porque las mismas cifras del Gobierno indican que hay casi 45 mil niños y jóvenes entre 0 y 19 años de edad que se han contagiado solo hasta el 16 de septiembre”.

“Hoy los niños no pueden volver a clases y por eso exigimos al ministro Raúl Figueroa, que termine de hacer un gallito y establezca prioridades en beneficio de los estudiantes de Chile. Ahora los esfuerzos deben estar en contener las dificultades emocionales que se han generado en las comunidades escolares por la pandemia, estableciendo un plan de cierre de año que de tranquilidad y despeje la incertidumbre que tienen miles de estudiantes en todo Chile”, agregó Santana.

Sobre este mismo punto, el legislador criticó al Mineduc, por enviar un proyecto que condiciona las subvenciones estatales al retorno a clases presenciales. “Esto es un chantaje soterrado, que busca presionar a las comunidades educativas. No vamos a aceptar que se discrimine a los colegios y los apoderados que decidan no volver a clases presenciales”.

Por su parte, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar agregó que “todos quisiéramos que la situación fuera normal, pero actualmente no están las condiciones. Qué pasaría si un niño se contagia y lleva el virus a su casa, quien va a responder por el posible fallecimiento de un familiar”, dijo.

En tanto, en representación de la organización de apoderados, Corpade, Dafne Concha, recordó finalmente que “si fuera por el ministro nunca se hubieran suspendido las clases. El ministro nos quiere ganar por cansancio, pero advertimos que no lo vamos aceptar, ni vamos a exponer a nuestras hijas e hijos”, concluyó.