LA IMPORTANCIA DE LA CIENCIA PARA SOLUCIONAR PROBLEMAS LOCALES

0
134

Desde la UCM ven con preocupación el presupuesto 2021 del sector público que se encuentra a etapa de discusión parlamentaria previa su aprobación y que establece una disminución considerable para la ciencia y la innovación.

No cayó bien la noticia en el ambiente académico el conocer la propuesta del presupuesto 2021 del Estado de Chile, el que contempla una disminución de 16 mil millones de pesos para el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación (MCTCI), alejándose aún más a los promedios de los países OCDE en este rubro.

Como una forma de dar notoriedad a esta situación, desde la UCM enfatizan el rol que cumple la ciencia para dar respuestas a las problemáticas locales, aportando soluciones que se ajustan a las realidades y contexto de cada región del país. 

En relación a los esfuerzos que desde la UCM se realizan para seguir desarrollando ciencia desde regiones a pesar de este adverso escenario, la vicerrectora de Investigación y Postgrado, Dra. María Teresa Muñoz Quezada, comentó que “Estamos en una situación muy compleja a raíz de la pandemia. Se entiende que existan prioridades en el área de salud, social y laboral que están complicando a muchas personas, pero se debe entender que justamente es esta acción en potenciar, por ejemplo, la investigación aplicada y la innovación tecnológica y la formación de capital humano avanzado que nos permitirá salir adelante en un corto plazo, debe existir un equilibrio en este punto y reducir no es la alternativa, si no que mejorar instrumentos para fortalecer estrategias participativas que permitan dar respuestas efectivas a las necesidades de la población y de nuestro territorio”, destacó.

En este sentido la directora de Investigación de la UCM, la Dra. Ingrid Carvacho, resaltó el trabajo sectorizado que se venía haciendo, en la búsqueda de soluciones puntuales a problemáticas zonales.

“Es importante reconocer que la generación de macrozonas del MCTCI, además de la situación actual en que la comunicación por internet hace más fácil las conexiones entre investigadores, ha beneficiado la visibilidad de la ciencia que generamos en la región y nos ha abierto posibilidades a desarrollar más proyectos en conjunto con otras instituciones. Nosotros somos parte de la macrozona centro sur y a través de su SEREMI, hemos hecho contribuciones importantes a la comunidad a través de mesas de trabajo en distintas áreas que han significado documentos y acciones conducentes a dar respuesta a problemas regionales o de la macrozona”, sostuvo de directora de Investigación de la UCM.

Luego la Dra. Carvacho relevó el trabajo que ha desarrollado el plantel en este escenario adverso también a través de postulación a proyectos colaborativos que lleven a una mejora colectiva de las condiciones científicas en la región y en la macrozona. 

“La UCM ha participado en distintas postulaciones tanto como institución patrocinante como también como institución asociada, todo esto conducente a poder seguir desarrollando ciencia de primer nivel con una utilización eficiente de los escasos recursos disponibles”, detalló.

Limitación de las Becas Chile 

Continuar con este aporte a la macrozona, con la posible reducción de presupuesto, sin dudas que se verá disminuido, tal como lo sostuvo la vicerrectora de Investigación y Postgrado, Dra. Muñoz. “Como universidad estamos bien complicados porque no solo el presupuesto real asociado a la ciencia e innovación disminuyó cerca de un 17% (sin considerar los instrumentos de otros ministerios que se traspasaron al MCTCI), si no también está la dificultad con el presupuesto que se propuso para educación superior”, destacó la autoridad, quien de todas formas no pierde las esperanzas ya que el escenario se puede modificar cuando se vote en el Parlamento el presupuesto de la nación.

Otro punto crítico de la baja del presupuesto para ciencia y tecnología en Chile es la limitación al programa Becas Chile, sobre lo cual la vicerrectora de investigación de la UCM expuso que “Anticipar el cierre completo para el año 2021 del concurso para doctorados y postdoctorados es un error que perjudicará la posibilidad de que formemos científicos de primer nivel, está dando pie a que los investigadores en formación postulen a otros instrumentos extranjeros y se fuguen posibles talentos que como país requerimos urgente para dar respuestas a las diferentes problemáticas que como sociedad debemos atender, o simplemente, no dar oportunidades a quienes podrían acceder a centros y universidades internacionales de primer nivel, aprender de la experiencias de esos investigadores y traer sus aprendizajes y nuevas ideas al país”, expresó.

Si bien la investigadora comparte que se requiere reformular Becas Chile, el “Cortarlo de raíz, implica que hemos  limitado la posibilidad de crecer e intervenir desde primera fuente en los desafíos que tenemos, por último, se pudo haber disminuido la cantidad, o priorizar áreas de emergencia vinculadas a las crisis que vivimos y que se requiere urgentemente dar respuesta, pero eliminarlo, es realmente un riesgo que será complejo emendar”, quedando como desafío la reinserción laboral de los investigadores que se forman en el extranjero.

Cabe mencionar que, en diferentes instancias, las autoridades y científicos de la UCM han planteado al MCTCI que no conversan las exigencias entre los ministerios de educación, investigación y los organismos gubernamentales que velan por la calidad de la educación superior. “Por ejemplo, se aumentan los recursos para las áreas de innovación tecnológica, vínculo con la empresa, contratos tecnológicos y, sin embargo, en los claustros para los doctorados todavía exigen como prioritarios, en los procesos de acreditación, los instrumentos científicos de FONDECYT, que no necesariamente se enfocan a la innovación y desarrollo tecnológico”, afirmó la Dra. Muñoz.

Por otro lado, la Directora de Postgrado, Dra. Karina Vilches, señaló que “no se comprende que no haya una comunicación entre la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), sus requerimientos de calidad para el postgrado y los lineamientos del MCTCI. Las exigencias para evaluar, principalmente los doctorados, corresponden a criterios aplicados cuando no existían las becas nacionales de Doctorado, que en la actualidad financian directamente a los estudiantes y por lo tanto a los programas acreditados. Se hace urgente la articulación para potenciar y diversificar la oferta de postgrados en Chile, promoviendo lo interdisciplinar y la colaboración, para potenciar la formación de capital humano avanzado en Chile preparado para trabajar en los problemas complejos que nos afectan como sociedad”.

Finalmente, la vicerrectora se refirió a diversos aspectos que si bien son indicadores del aporte que desarrolla la ciencia no son reconocidos como relevantes al momento de calificar a las instituciones de la realizan y que sí generan un impacto significativo en la vida de las personas, como son los proyectos financiados por el Fondos de Innovación y la Competitividad Regional (FIC-R) del Gobierno Regional, con exitosas experiencias para mejorar la agricultura, la salud, diagnóstico y abordaje del cáncer, potenciar la economía circular, entre otros.