RENTA HABITACIONAL, UNA INVERSIÓN SEGURA Y DE POR VIDA

0
37

Por estos días, muchas personas están preguntándose en qué tipo de instrumentos es conveniente invertir y, en ese contexto, los activos inmobiliarios han tomado gran protagonismo al ser, en efecto, una excelente opción. Hay quienes se atreven a asegurar que dentro de ese ámbito hay un mercado que podría resaltar más que otro: el habitacional. ¿Por qué? La respuesta es simple: siempre se evidencia una demanda que supera una oferta y eso no cambiará en el largo plazo y, por ese motivo, esta alternativa es–por lejos- la más segura y estable.

En Chile, el segmento de la renta residencial es aún joven si lo comparamos con mercados como Estados Unidos, donde está más que consolidado y, en ese sentido, cuenta con una alta capacidad de crecimiento. Si bien las inversiones de todo tipo se han visto afectadas por la cautela de los inversionistas debido al Covid-19, se proyecta una reactivación importante para el 2021 dado la estabilidad de este tipo de activo.

Además, los periodos post crisis son los de mayor crecimiento para este mercado, principalmente porque las personas no pueden o no tienen interés en adquirir una obligación a largo plazo ante la inestabilidad económica. No olvidemos tampoco que, producto de la pandemia, se paralizaron gran parte de las obras y se congelaron nuevos proyectos inmobiliarios, en un marco en que la demanda de nuevos hogares no bajará de los 40 mil en Santiago y de los 78 mil en Chile, lo que generará un déficit habitacional nunca visto. En ese contexto, se puede proyectar que la demanda por arriendo aumente fuertemente y, posiblemente, lleguemos al 35% de hogares en ese formato antes de diciembre del 2021, lo que generará una presión en los precios.

¿Qué hay respecto del principal indicador de este tipo de activo? Si comparamos cómo se han comportado las diferentes opciones en el sector inmobiliario durante la pandemia, podemos evidenciar que la vacancia en el mercado de arriendos está en torno al 8% anual, muy por debajo de lo que sucede en el segmento comercial donde este índice llega aproximadamente al 30%. En cuanto a las oficinas, vemos con aún mayor cautela su desempeño pues, considerando todo lo provocado por el Covid-19, es probable que sufra un daño más estructural. No hay certeza aún de cómo las empresas volverán al 100% de sus labores, lo que sí creemos es que muchas optarán por implementar de manera definitiva el teletrabajo, implementando sistema de turnos.

Como sea, producto de las señales del gobierno en cuanto al avance del virus, los procesos de desconfinamiento y las proyecciones de reactivación económica, las últimas semanas se han ido normalizando las vacancias en el mercado de arriendos y ya están en torno al 2%. El adquirir un departamento para la renta, en ese contexto, es una buena iniciativa, porque además de entregar un importante retorno por ser un activo seguro y estable, representa un bien raíz de por vida.

 

Carlos O`Rian, presidente de KMA Asset e ICalma Inmobiliaria.