RUBRO DEL TURISMO AFIRMA QUE EL ESPECTÁCULO PIROTÉCNICO DE AÑO NUEVO BENEFICIARÍA LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA DE VALPARAÍSO

0
55
  • Municipio porteño está evaluando realizar los fuegos artificiales conforme a la etapa de desconfinamiento en que se encuentre la comuna.

 El Año Nuevo en el Mar y el espectáculo pirotécnico podría ser un impulso para enfrentar el año 2021 de forma positiva. Esa es la expectativa de las pymes y mypes que componen el ecosistema productivo de Valparaíso ligado al turismo, donde se incluyen los distintos servicios de hotelería y alojamiento, transporte de turistas, comercio local, gastronomía, cafetería y la industria de la noche, que actualmente se encuentran sin actividad debido a la cuarentena.

Es por eso que el municipio porteño está evaluando poder realizar el espectáculo pirotécnico de Año Nuevo, considerando todos los elementos de seguridad sanitaria que se requieran de acuerdo a la etapa de desconfinamiento en que nos encontremos para esas fechas en la región de Valparaíso.

Así lo confirmó el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, quien señaló que “el Año Nuevo en el Mar y los fuegos artificiales en el borde costero de la Quinta Región son una tradición y una herramienta muy importante para la reactivación económica y la economía de Valparaíso”.

“Es por eso que estamos evaluando cuál es la mejor alternativa ante la pandemia en Valparaíso. Desde luego, está descartada completamente la fiesta que tradicionalmente se realiza en la plaza Sotomayor. Y vamos a estar en conversaciones, tanto con el alcalde de Concón como la alcaldesa de Viña del Mar, para poder tomar la mejor decisión pensando en el futuro económico y también en la salud de todas las personas de Valparaíso”.

Al respecto, Xochitl Poblete, encargada de Turismo del municipio porteño, señaló que “el espectáculo pirotécnico del Año Nuevo representa una tradición cultural muy importante en nuestra comuna, y además es parte del trabajo de activación de la economía local que venimos desarrollando y que se enmarca en el proceso de desconfinamiento que, no sólo es parte de nuestra comuna, sino que también de nuestra región”.

En ese sentido, el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Valparaíso, Marco Brauchy, aseguró que “la realización y la no suspensión de los fuegos artificiales de fin de año en Valparaíso tiene a lo menos dos dimensiones. Una dimensión parte del patrimonio cultural de la ciudad y de los porteños en general, por ser la primera ciudad que hace más de 50 años inicia los fuegos artificiales en Latinoamérica. Y es parte de la ritualidad del cierre del fin de año y comienzo de uno nuevo. Una instancia que debería ser extremadamente alentador para todos, y que posibilite romper esta racha de un año 2020 marcado por una crisis sanitaria global que ha dejado al desnudo las profundas desigualdades que tenemos en nuestro país”.

“La otra dimensión, es que la celebración de fin de año en todo el borde costero de Valparaíso, Viña, Concón, siempre atrae muchos visitantes. Y eso produce un efecto económico productivo positivo, considerando que a la fecha llevamos siete meses de inactividad, y de una crisis de demanda instalada en donde todos los servicios turísticos están paralizados, cerrados, sin actividad. Y en donde el 85% del comercio local está sin poder vender sus productos porque no están en la categorización que se refiere a productos esenciales”, añadió Brauchy.

Asunto en el que concuerda Karen Lein, vicepresidenta de Asociación de Hoteles de Valparaíso, quien enfatizó que este Año Nuevo tiene una connotación –casi- emocional, ya que es la oportunidad de demostrar que Valparaíso está vivo como destino turístico. “Esta es nuestra gran señal de que todos los organismos, desde los gremios, los privados, los gobiernos locales, los gobiernos regionales, estamos focalizados en que esta tremenda fiesta sea parte fundamental y medular de la reactivación económica”.