SALUD BUCAL: ESTRÉS EMOCIONAL Y AFTAS

0
293

Si bien no se conoce con certeza su origen, se sospecha que su manifestación se produce por una combinación de factores, entre ellos algunos de índole psicológico.


Los cambios de hábitos y el estrés durante la pandemia ciertamente han podio alterar nuestro sistema inmune, lo que también podría afectar nuestra salud bucal y no es de extrañar que más personas manifiesten aftas en sus bocas.

También conocidas como “úlceras aftosas”, las aftas son pequeñas lesiones superficiales y dolorosas que aparecen en los tejidos blandos del interior de la boca (mejillas, lengua, garganta) o también en las encías. La mayoría son redondas u ovaladas y tienen un centro blanco o amarillo y un borde rojo y son una de las manifestaciones ulcerativas orales más frecuentes y dolorosas, que pueden causar problemas funcionales al comer o hablar.

Si bien no se conoce con certeza su origen, algunos investigadores indican que su aparición se produce por una combinación de factores, entre los cuales el estrés emocional, puede desempeñar un importante papel. De acuerdo a información de la Clínica Mayo, algunos de estos factores son de tipo externos, como, por ejemplo, una lesión leve en la boca por morderse accidentalmente, el cepillado excesivo de los dientes, uso de productos bucales que contienen lauril sulfato de sodio, sensibilidad a algunos alimentos, falta de vitamina B12 y estrés emocional, entre otros.

Independiente de la causa, gracias al esfuerzo en investigación y desarrollo de productos para la salud bucal, hoy existen soluciones efectivas para aliviar las molestias provocadas por las aftas, como, por ejemplo, enjuagues bucales especializados para lesiones de la mucosa bucal. “No cualquiera sirve, si no se elige el enjuague adecuado como por ejemplo uno con alto contenido de alcohol, se corre el riesgo de provocar mayor irritación y dolor en la zona de la herida. En particular, recomiendo a mis pacientes Dentoxol®, un enjuague que hace una suave exfoliación de la mucosa oral, al mismo tiempo que la lubrica y humecta. De esta forma, se generan las condiciones adecuadas al interior de la boca para apoyar el proceso de resolución de las heridas orales”, señaló el Dr. David Rosenberg, Cirujano Dentista de la Clínica Sanz/CIPO.

Usando el producto correcto, se puede reducir en hasta un 60% el tiempo de resolución de las úlceras, acortando así la duración de las molestas aftas.