BUS DE LA DIVERSIDAD PROMUEVE LA IGUALDAD DE DERECHOS FRENTE A INSTITUCIONES PUBLICAS Y LA UNICEF

0
648

El bus impulsado por el Movilh dejó cartas en reparticiones del Gobierno y órganos internacionales y señaló que “triunfamos. El Bus de la Diversidad está frente a La Moneda y el Bus del Odio, felizmente, brilla por su ausencia”.

El Bus de la Diversidad impulsado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) para hacer frente al “Bus del Odio” recorrió hoy puntos claves de la Región Metropolitana exigiendo la plena igualdad de derechos para las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex, queer (LGBTI+) y para las familias homoparentales.

Para esta oportunidad, el bus salió a las calles con dos citas gigantes.

El primer mensaje de Carla González Aranda (hija de Marcela Aranda, líder del Bus del Odio) señalaba que “los padres y madres de niños trans deben educarse. Si sus hijos son de una forma, no los juzguen. Apóyenlos”. La segunda cita, del juez chileno Darwin Bratti, añadió que  “la libertad de expresión  tiene como límite el respeto irrestricto a la dignidad e igualdad de los seres humanos”.

Acompañados de banderas LGBTIQ+, de carteles pro-derechos LGBTI y de la colaboración del Estúpido y sensual Spiderman”,  el Bus de la Diversidad “viene a decir aquí, al frontis de La Moneda, que no toleramos, ni aceptamos el desprecio a los derechos humanos promovido por el Bus del Odio”, señaló el vocero del Movilh, Óscar Rementería.

“Que estemos aquí, en el frontis de La Moneda, y no el bus el Odio, como ocurrió en 2017, significa que hoy hemos ganado una batalla. Los discursos de odio debieron quedarse en su casa y han sido desplazados por el respeto a la diversidad y que se manifiesta en la vía pública”, añádió.

Acto seguido, el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, y la activista trans de la organización, María Isabella Aguayo, se dirigieron hasta diversas reparticiones gubernamentales para entregar cartas  a la Subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, a la directora del Sename, María Rosario Martínez, y al Ministro de Educación, Raúl Figueroa, mientras minutos más tarde el Bus de la Diversidad se dirigió a la Unicef para dejar una misiva a su directora, Henrietta H. Fore.

“La aprobación del proyecto de Ley sobre Garantías de la Niñez es imprescindible para garantizar la igualdad de todas las niñas, niños, niñes y adolescentes, al margen de su orientación  sexual o identidad de genero. Por eso, desde ya anunciamos que el Bus de la Diversidad seguirá con sus recorridos  para exigir la aprobación de la ley y enfrentar al Bus del Odio, pues todo indica que  podría salir a las calles próximamente”, dijo Jiménez.

Durante la manifestación, el Movilh difundió  a familias transeúntes con niños/as materiales informativos sobre los derechos LGBTI y  obsequió ejemplares del cuento “Nicolás tiene dos papás”.

La activista trans del Movilh, María Isabella Aguayo, lamentó que “pese a diversas cartas enviadas a las autoridades  estatales, no hubo una prohibición expresa para la circulación del Bus del Odio. Si bien valoramos que rechazarán el fin de esa iniciativa, lamentamos que no adoptaran medidas administrativas concretas para prohibir su circulación, como ocurrió en España, donde se entendió que este Bus del Odio solo promueve la violencia”.