EL GRAN DESAFÍO DE LA INDUCCIÓN DE TALENTOS CON TRABAJO REMOTO

0
80

La inducción es un proceso crítico, cuyo objetivo es ayudar a los nuevos talentos a aprender los conceptos básicos de sus trabajos, comprender la cultura corporativa y garantizar que cuenten con las herramientas necesarias para tener éxito. Parece algo simple, pero si presencialmente ya era complicado, con el teletrabajo se hace aún más.

Bajo esta premisa es que la Consultora de Comunicaciones y Marketing para la Industria TI, Wunder Group, entrega direccionamientos claros de cómo realizar esta inducción de manera correcta y lograr que el nuevo colaborador se empape de la cultura de la empresa, a pesar de estar alejado de su equipo de manera presencial.

“En una organización donde el equipo está disperso en varias ubicaciones, es primordial  que el nuevo trabajador conozca  la estructura de la empresa, quién es quién, sus roles y responsabilidades, que al menos se considere una semana de inducción, en donde la persona se empape de la cultura de la empresa, que se manifiesta en el estilo de trabajo, liderazgo, herramientas y metodologías, y por supuesto el equipo va a trabajar”, comenta Nicolle Knüst, Fundadora y Gerenta Comercial de Wunder Group. “Es vital que para la  inclusión de nuevos talentos que se promueva la comunicación y encuentros virtuales para conocer al equipo, también es muy importante que se exprese claramente su rol y responsabilidades, y dentro de lo posible objetivos concretos de su posición, generar instancias uno a uno, para conocerlos en un plano personal y también percibir e ir ajustando su adaptación en la empresa” comenta Knüst.

De acuerdo con los resultados del estudio “Tendencias de Recursos Humanos 2020-2021” de la consultora multinacional Randstad, “las comunicaciones al interior de la empresa pueden ser clave para lograr de forma correcta los cambios que se deben realizar y, ser acatados sin ansiedad, por parte de los colaboradores”.

“En el contexto actual es muy importante generar cercanía y empatía, entendiendo que todas las personas somos diferentes y tenemos procesos y tiempos particulares, por lo tanto un factor clave que debemos de cuidar, es el factor humano, conocer en qué condiciones la persona que se incorpora a la compañía ha vivido esta pandemia, si se encuentra con las herramientas de trabajo adecuadas, si tiene un espacio para trabajar, con quién vive, y anímicamente en qué situación se encuentra” agrega Nicolle Knüst.

Otra de las recomendación, es la comunicación diaria, y el trabajo colaborativo, comenzar el día con reuniones de coordinación, generar equipos de trabajo, “cordadas” que se apoyen, por eso es fundamental conocer las fortalezas y debilidades de las personas, para ver de qué manera apoyarlas en su desarrollo profesional y personal” agrega Knüst.

Empapar de Cultura Organizacional desde casa

La cultura organizacional, son el conjunto de creencias, valores, comportamientos y objetivos que describen la personalidad de una empresa, guiando su forma de ser y actuar y la de sus trabajadores, y que repercuten en gran medida en el logro de los objetivos empresariales.

“Para los empleados la cultura organizacional es muy importante, pues une a las personas, dándoles un sentido de identidad y compromiso con su empleador. Los cohesiona, los hace sentirse parte de la institución, conociendo y aceptando las políticas, valores, poniéndolas en práctica tanto internamente como con sus públicos de interés. Esto trae consigo un buen clima laboral, lo que repercute automáticamente en una buena productividad”, comenta Nicolle Knüst.

Durante este periodo de trabajo remoto es primordial seguir promoviendo claramente las políticas que definen la cultura de una empresa. Aquí los líderes tienen un rol fundamental, tanto en la comunicación de estas políticas como en su comportamiento, el que debe ser congruente con la cultura organizacional, procurando mantenerla viva y latente. Es relevante que los líderes mantengan un diálogo periódico con los miembros de su equipo aún de manera virtual.

El trabajo remoto limitó la relación cordial de los colegas, siendo este un factor y pilar primordial de la cultura organizacional. Es importante promover reuniones virtuales periódicas, con actividades que se ajusten a la cultura de la empresa, pero que también rompan lo netamente laboral, sean lúdicas y novedosas para los colaboradores: conversaciones con café virtuales, clubes de lectura, entre otras.

“Es importante, generar estos espacios de conversación, reflexión, de cohesión con las personas, abrir una comunicación en planos más personales, eso permite realmente conocer la vida, expectativas, preocupaciones de quienes se unen a nuestra compañía”” finaliza la ejecutiva