PLAYA DE CHACHAGUA OBTIENE PRIMERA CERTIFICACIÓN BLUEFLAG EN CHILE Y DEL CONO SUR

0
78

Proceso liderado por municipalidad de Zapallar.

La playa grande la localidad de Cachagua -comuna de Zapallar- se convirtió desde este 27 de noviembre de 2020, en la primera playa nacional y del Cono Sur, en obtener la prestigiosa certificación medio ambiental BlueFlag.

La certificación BlueFlag es concedida desde 1987 por un jurado internacional, presidido por la Fundación Europea de Educación Ambiental FEE, donde participan además las Agencias de Naciones Unidas (ONU) para el Medioambiente y el Turismo.

Certificación presente actualmente en las playas de 41 países, donde España lidera con 493 playas. En Sudamérica, la playa de Jureré en Brasil —cerca de Florianópolis— es la única que ostenta la certificación de Bandera Azul desde el año 2009, a la que se sumó desde este 2020 la playa de Chachagua en la comuna de Zapallar.

Una playa con estándar BlueFlag, garantiza a los visitantes que respeta ciertos criterios medioambientales y de seguridad; debe dar al público información sobre los ecosistemas litorales, espacios naturales sensibles y especies protegidas en esa zona costera y de la calidad de las aguas de baño, entre otras exigentes condiciones.

“Estamos muy orgullosos de ser la primera comuna del país que obtiene en una de sus playas esta certificación internacional.  BlueFlag ondeando en la playa de Cachagua indica desde este verano 2020 que la calidad del agua es óptima, además que la seguridad y los servicios cumplen los estándares más exigentes a nivel mundial”, señaló el alcalde de Zapallar Gustavo Alessandri.

Los criterios para obtener Blue Flag se agrupan en cuatro áreas: Calidad de las aguas, información y educación ambiental, gestión ambiental y seguridad, además de sus servicios e instalaciones.

BlueFlag constituye un símbolo, reconocido y valorado por decenas de millones de usuarios de playas a nivel mundial, y un estándar mundial de ecocalidad turística, promovido por la OMT (Organización Mundial del Turismo) y el PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente).

Fundación Educarse, es el representante exclusivo en Chile de BlueFlag, la Eco-Etiqueta de mayor prestigio, trayectoria y cobertura a nivel mundial asociada a la educación y sustentabilidad ambiental de las playas. Se encuentra presente en miles de balnearios y playas de todo el mundo, aportando a mejorar la calidad de vida de las personas y el medio ambiente costero.

¿Cómo es una playa con BlueFlag?

  •         Una playa premiada con una BlueFlag, garantiza a los visitantes que respeta ciertos criterios medioambientales y de seguridad.
  •         Debe dar al público información sobre los ecosistemas litorales, espacios naturales sensibles y especies protegidas en esa zona costera y de la calidad de las aguas de baño.
  •     El Municipio debe demostrar que se ofrecen al público, como mínimo, cinco actividades de información y educación ambiental.
  •       No puede haber vertidos industriales, de aguas residuales y de otro tipo de sustancias contaminantes o basuras, que pueden afectar o la playa o a su entorno.
  •         El municipio debe contar con un plan de desarrollo y ordenación del territorio para su zona litoral.
  •         Correcta instalación, mantenimiento y vaciado regular de un número adecuado de papeleras y contenedores. Y en la zona, recogida selectiva de residuos.
  •         Debe contar con baños adecuados y limpios, sin vertidos incontrolados o ilegales de sus aguas residuales.
  •         Presencia de salvavidas capacitados en la playa durante la temporada de baño encargados de las labores de salvamento y socorrismo y/o equipo de salvamento adecuado y claramente señalizado en la playa, incluyendo instrucciones sobre su modo de empleo, así como acceso inmediato a teléfono público.
  •         Señalización-control de zonas específicas para actividades incompatibles con el baño (deportivas, por ejemplo).
  •         Accesibilidad: Una de las playas con Bandera Azul del municipio, como mínimo, debe poseer rampas de acceso a la playa y sanitarios para personas con discapacidad, excepto en aquellos casos en que la topografía claramente no lo permita.