ALCALDÍA CIUDADANA FORTALECE TRABAJO DE PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES DE SALUD MENTAL DE ESTUDIANTES DE ESCUELAS Y LICEOS MUNICIPALES DE VALPARAÍSO

0
161

Las áreas de Salud y Educación de la Corporación Municipal coordinaron acciones conjuntas con las comunidades educativas ante el impacto que pudo provocar el estallido social y la pandemia.

A través de la Comisión Mixta de Salud y Educación (COMSE), la Alcaldía Ciudadana, a través de la Corporación Municipal ha coordinado el despliegue territorial del trabajo que realizan, tanto el Área de Educación en escuelas y liceos, como del Área de Salud, a través de los Cesfam, para poder entregar una atención de salud mental para los niños, niñas y jóvenes que asisten a los establecimientos educacionales de Valparaíso.

Así lo explicó Francia Celis, Coordinadora del Programa de Promoción, Participación y Salud Mental de la Corporación Municipal de Valparaíso, al señalar que “nos hicimos cargo entre el área de Salud y Educación del impacto del estallido social y la pandemia en la población infanto juvenil de Valparaíso. Trabajamos bajo el enfoque de salud mental comunitaria, para que justamente se empezará a hacer prevención y promoción de la salud mental en los establecimientos educacionales, además de capacitar a los asistentes, que son los gestores y gestoras de salud mental de cada establecimiento”.

Respecto a los gestores y gestoras, Celis explicó que “son quienes realizaban la coordinación entre el Cesfam y los colegios, de esta manera se ocupan de la salud mental y hacen acciones fáciles que puedan desarrollarse en el contexto telemático y de distancia con los niños, niñas y adolescentes”.

Por su parte, Andrea Miranda, Coordinadora de Promoción y Participación del Área de Educación de la Corporación Municipal indicó que “la importancia de esta iniciativa es que la educación pública y la atención primaria de la comuna establecen un diálogo directo y fluido a través de estas COMSE 2.0 y a través de ese gestor de salud mental se entregan las herramientas para que este profesional pueda desarrollar estrategias en ese orden en las comunidades educativas”.

Según, Miranda “esto ha significado un menor porcentaje de casos críticos porque al ir implementando algunos lineamientos en esta área permite detectar daño biopsicosocial a tiempo y así no nos deja en escenarios más complejos, pues lo pedagógico ha sido atravesado por la salud mental. Por lo tanto, ya no puede seguir viéndose separado y este bienestar es necesario para poder generar aprendizajes y el desarrollo educacional que se busca en niños, niñas y jóvenes”.

Por último, Andrea Miranda indica que “esperamos que esto se mantenga, aunque la educación pública ya no dependa del mismo sostenedor el próximo año, pues corresponde a una necesidad de la comunidad que ha sido vulnerada por instituciones y hoy queremos reparar”.