CORFO ADJUDICA A LA UNIVERSIDAD DE CHILE EL DESARROLLO DEL PRIMER CENTRO PARA LA ELECTROMOVILIDAD DEL PAÍS

0
293

La iniciativa es apoyada por el Ministerio de Energía y de Transportes y Telecomunicaciones, y busca que la propuesta ganadora, que reúne a entidades públicas y privadas, potencie el impulso a la electrificación del transporte para aportar a la meta de carbono neutralidad al 2050.

Diciembre 2020.- Corfo, en conjunto los Ministerios de Energía y de Transportes y Telecomunicaciones, anunció que la propuesta “Centro de Aceleración Sostenible de Electromovilidad” (CASE), liderada por la Universidad de Chile, fue la seleccionada para crear el primer Centro para el desarrollo de la Electromovilidad en el país, iniciativa con la que se buscará acelerar los procesos de adopción de esta tecnología en Chile y contribuir así, a la meta de la carbono neutralidad al 2050.

“El sector transportes aporta con el 24% de las emisiones de nuestro país y, por lo tanto, este Centro para acelerar la electromovilidad, el primero en nuestro país, es prioritario para que Chile transite hacia un futuro sostenible. Trabajar en forma colaborativa entre el sector público y privado para mitigar el cambio climático y alcanzar la meta de carbono neutralidad, es una necesidad, y en este sentido, la electromovilidad es fundamental. Este consorcio trabajará en aquellos aspectos que permitirán masificar la adopción de esta tecnología, haciéndonos cargo de los distintos desafíos que conlleva, para de esta manera aportar a la reactivación sostenible y a una economía preocupada por el entorno y la calidad de vida”, destaca Pablo Terrazas, Vicepresidente Ejecutivo de Corfo.

Por su parte, el Subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez señaló que “desde el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones estamos dando un fuerte impulso a la electromovilidad en el transporte público y buscamos que al 2040 el 100% del transporte público del país cumpla con este estándar. Esa contribución ambiental se alinea con los compromisos adquiridos por Chile en el marco del Acuerdo de París y con los Objetivos de Desarrollo Sustentable. Hace algunas semanas, junto al Presidente Sebastián Piñera, inauguramos el nuevo electroterminal El Conquistador. Con ese nuevo punto de carga ya suman 10 los electroterminales en la Región Metropolitana, como éste en que estamos hoy de la empresa Metbus en Peñalolén, que están entregando energía a los 770 buses eléctricos que circulan actualmente en Santiago y que son utilizados por 600 mil personas de 17 comunas. Durante 2021 esperamos avanzar con corredores eléctricos en Temuco, Concepción y Antofagasta”, 

En tanto, el subsecretario de Energía, Francisco Javier López, indicó que “este centro vinculará gobiernos regionales, municipalidades y empresas, conectando proyectos para una misma ciudad bajo el concepto Living lab Regional. Lo anterior, con miras a encontrar soluciones integrales de electromovilidad que puedan ser replicadas en todas las regiones del país. Además, considera entre sus iniciativas el desarrollo de la primera ruta cero emisiones para la Logística Nacional mezclando tecnología de litio y de hidrógeno”.

El Centro, que comenzará a funcionar en enero de 2021, recibirá un cofinanciamiento por parte de Corfo de hasta el 80% del costo total del programa, pudiendo alcanzar los US$7 millones, y contará con el apoyo de los Ministerios de Energía, y de Transportes y Telecomunicaciones. Algunas de las entidades participantes en la propuesta de la Universidad de Chile son la Agencia de Sostenibilidad Energética, el Centro Mario Molina, las Universidades de Santiago, Tecnológica Metropolitana y la Austral de Chile, y Ernst & Young, entre otros.

Algunas de las metas de este primer Centro de Electromovilidad es liderar la coordinación con los distintos actores nacionales vinculados al desarrollo de esta tecnología en el país; buscar soluciones limpias para el transporte público (buses y taxis), privado y de carga; aumentar los sistemas de distribución de carga eléctrica;  la autogeneración de energía eléctrica más sustentable; el desarrollo de capacidades técnicas y profesionales, así como de proveedores especializados, y también contribuir al incremento de la demanda nacional de desarrollos tecnológicos que utilizan cobre y litio.