DESAFÍOS DIGITALES EN 2021

0
47

Ariel Vidal, Country Manager en The Valley Chile.

Durante este 2020 crecieron las expectativas respecto al desarrollo de tecnologías en medio de la pandemia. Por ello, es fundamental saber qué tendencias digitales se visualiza que crecerán exponencialmente el próximo año, haciéndose parte de la transformación digital mundial y la nueva normalidad. 

Este año las empresas estuvieron obligadas a estar presentes para sus consumidores, a través de todos los canales posibles, reaccionando a los acontecimientos para no perder a sus clientes. Muchas abrieron plataformas como tiendas virtuales, mejoraron su e-commerce, incorporaron a su gestión las apps móviles y redes sociales. De esta manera, se delinearon nuevos desafíos en la forma de relacionarse con el mercado para satisfacer sus necesidades. 

Las compañías en Chile y el mundo, se han dado cuenta que la tecnología es parte primordial en el desarrollo de sus funciones, sin embargo, de acuerdo al Informe de Madurez Digital de las empresas en Chile, que desarrolló The Valley en conjunto con CAMACOES, solo un 30% de las empresas ha puesto en marcha alguna iniciativa utilizando inteligencia artificial, mientras que el 70% aún está analizando o no sabe qué beneficio puede significar para el negocio. 

Es necesario que los ejecutivos y las empresas arriesguen un poco para explorar las nuevas tecnologías disruptivas, buscando casos de uso concretos, con pilotos de bajo costo y apuntando siempre a la experiencia del usuario, esto les permitirá ir aprendiendo y adquirir nuevas ventajas competitivas en el corto plazo.

Dado este escenario, se proyecta que las principales tendencias digitales en el 2021 sean: Inteligencia Artificial (IA) e implementación en los negocios; Internet de las cosas (IoT); Ciberseguridad; Computación cuántica y Blockchain o cadena de bloques.

Para estar a la altura de las demandas de los clientes será vital contar con un equipo de trabajo capacitado, con visión de futuro y con soluciones eficaces en las operaciones, que agilicen la producción y, lo más importante, mejoren la experiencia del cliente y les eviten dolores de cabeza.

Es clave también que las empresas incorporen perfiles con nuevas capacidades digitales y entrenen a sus equipos con nuevas habilidades para gestionar tecnologías disruptivas o nuevas herramientas que ayuden a llevar los procesos de transformación Digital, del cual ya somos parte y no hay vuelta atrás, de manera puedan adaptarse rápidamente a los nuevos desafíos del mercado.