IMPRESIÓN DE CASAS EN 3D: LA FÓRMULA PARA FRENAR EL ALZA DE PRECIOS DE LA VIVIENDA EN CHILE

0
88

Mayor rapidez en la construcción, menor requerimiento de materiales y menores costos en general, son algunos de los principales beneficios de esta modalidad que día a día suma inversionistas alrededor del mundo.

Un reciente estudio realizado por la empresa Adimark estableció que las viviendas en la Región Metropolitana experimentaron un alza sin precedentes de sus valores. Los números indican que en un periodo de tan solo 10 años, las casas y departamentos subieron en promedio un 115 %, lo que representa la principal alza de todo el país. 

De hecho, Chile se ubicó en el puesto 47 entre los países del mundo con más incremento en el precio de las casas en los últimos 12 meses, según cifras del Índice Global de Precios de la Vivienda de la consultora internacional Knight Frank, que analizó a 56 naciones.

Existen varios factores que influyen en este incremento, pero según detalla el experto inmobiliario Erik Leiva, “la razón principal se explica básicamente porque cada vez hay menos territorio para construir y porque varias comunas decidieron restringir la altura de las edificaciones que se levantan en sus territorios”.

Además, recalca Leiva, hay que considerar que sumado a la inflación, la conectividad ha aumentado sustancialmente con el pasar de los años. Santiago cuenta con siete líneas de metro, las cuales aportan 136 estaciones distribuidas en varias comunas. “Al estar cerca de cualquier inmueble, hacen que este último aumente su valor”, agrega. 

No obstante, de la mano del desarrollo tecnológico puede llegar una solución que permita abaratar costes: la impresión en 3D. 

Una tecnología cada día más cercana

El auge de las impresiones en 3D va en aumento alrededor del mundo, pero también en nuestro país. Prueba de ello son los innumerables emprendimientos que nacieron en Chile gracias a la explotación de esta técnica. Maceteros, figuras, artículos decorativos y algunos utensilios son los productos que más se repiten en el mercado. Pero hasta el momento, muy poco se ha hablado de la construcción de viviendas. 

“Esto está causando una verdadera revolución en el mercado inmobiliario mundial. Tanto es así, que en Dubai ya se tiene planeado que una cuarta parte de las nuevas edificaciones que se construyan de aquí al 2025 sean impresas con tecnología 3D”, explica Erik Leiva. 

Los puntos fuertes de esta tecnología están vinculados con la rapidez de construcción, ya que en la mayoría de los casos la elaboración de una vivienda en 3D demora solo 24 horas. Otra gran ventaja es que el equipo encargado de la construcción es mucho menor. 

“Se ahorra mucho con la construcción de viviendas en 3D. Además del ahorro en capital humano, los materiales que necesitan las impresoras tampoco son costosos. Concreto, arena, fibras y elementos reciclados pueden servir al momento de construir. Sin duda una tecnología así ayudaría en muchos aspectos a nuestro país”, señala Erik Leiva. 

La realidad chilena

Hasta el momento la inversión en esta tecnología en Chile ha sido casi nula. Salvo por una empresa que a partir del año 2019 ha innovado en este aspecto creando diferentes estructuras en hormigón, no existen otros que se hayan aventurado en este mundo. 

Para Erik Leiva, existe una gran oportunidad: “No es solo una oportunidad de negocio para las grandes inmobiliarias, sino que también como una opción de generar viviendas a bajo costo y que estén al alcance de todos. Bien sabemos lo difícil que ha sido para muchos la crisis de este año, por lo que una reducción en el costo de las viviendas sería fenomenal”.