MALAS PRÁCTICAS DENTRO DE LA CONSTRUCCIÓN: LAS MÁS COMUNES Y A LAS QUE DEBEMOS ESTAR ALERTA

0
55

Ya se han reactivado casi el 90 por ciento de las faenas de construcción y muchas personas también están realizando arreglos en sus hogares, ante lo cual es primordial saber con qué empresa se está cerrando el trato. Expertos nos dan las pautas y nos señalan cuáles son los aspectos que hay que considerar.

Según el resultado de un sondeo realizado por Builder, el software tecnológico de la plataforma Iconstruye, que trabaja con la mayoría de las constructoras del país, hasta el mes de octubre se reactivaron el 88% de las obras que estaban paralizadas producto de la pandemia del coronavirus. Una buena noticia para el rubro, pero que nos hace ahora poner la alerta en otros aspectos importantes que se deben considerar, como lo son las malas prácticas a los que están expuestas tanto las grandes empresas, como los particulares que buscan quien se encargue de trabajos más pequeños, como la construcción de sus casas o remodelaciones de éstas.

Según explica Max Schnitzer, gerente general de Grupo Alpha Inmobiliaria, hay varias malas prácticas a las que están expuestas las personas particulares o las empresas que encargan obras de construcción, por lo que hay que estar alerta para evitar ser víctimas de estas situaciones.

Algunas de ésta son:

  1. El reemplazo en la calidad de los materiales por los cuales se pagó
  2. Generación de costos extras para aumentar la facturación.
  3. Incumplimiento de los plazos: Es también una mala práctica muy habitual, que implica el retraso en los tiempos de entrega.
  4. No pagar sueldos o finiquitos de trabajadores.
  5. Solicitar dinero por trabajos no ejecutados, que son difíciles de verificar.
  6. Abandonar las obras sin terminar, apropiándose de los dineros pagados.

“Lamentablemente existen constructoras que presentan presupuestos por materiales de cierta calidad y precio, sin embargo, cuando el contrato está iniciado y el mandante ya ha hecho pagos, las constructoras emplean materiales de una calidad inferior. Para evitar esto, en el caso de un cliente pequeño, es importante contar con recomendaciones de servicio de construcción contratado.  Al mismo tiempo, y en la medida de lo posible, es mejor para el cliente pequeño comprar directamente los materiales que se utilizarán en la obra”, señala el experto.

Agrega que en el caso de las empresas más grandes es indispensable contar con un inspector técnico de obra, que sea exigente, que constate en forma permanente el cumplimiento de las obras en cuanto a calidad, así como también en cuanto a los plazos de ejecución.

Para más información sobre educación inmobiliaria, temas relacionados con el rubro, puedes revisar el sitio www.alphaybeta.cl y sus redes sociales @grupoalphainmobiliaria