¿CÓMO SE DEBEN PREPARAR LOS EDIFICIOS Y CONDOMINIOS EN SECTORES TURÍSTICOS?

0
54

Permiso de vacaciones 2021.

Enero 2021.- Para muchos, la llegada del verano en nuestro país significa viaje al litoral central, o a alguna playa cercana, sobre todo pensando en la larga costa que tiene Chile. Sin embargo, debido a la Pandemia, este año no es como los anteriores, ya que no tendremos total libertad para trasladarnos a otras regiones para disfrutar del mar o el campo.

El verano y las vacaciones son los nuevos perjudicados por la pandemia, pero el Ministerio de Salud, habilitó hace ya un par de semanas el controvertido “Permiso para Vacaciones”, que posibilita el traslado para vacacionar, bajo ciertas condiciones.

Por lo mismo, el software de administración de edificios y condominios ComunidadFeliz.cl, elaboró una a guía informativa para todas las comunidades que se encuentran en puntos turísticos y que han visto un aumento de residentes que se trasladan a ellas este verano.

Lo que se debe saber acerca del permiso de vacaciones

El Gobierno de Chile habilitó este permiso de vacaciones desde el 4 de enero al 31 de marzo para que las personas pueden trasladarse a otras regiones, siempre y cuando la comuna de salida y la de llegada se encuentren al menos en la fase 2 del Plan Paso a Paso.

Este documento se puede obtener una sola vez y permite acudir a un único destino. No tiene un tiempo límite de duración, pero para el retorno a la residencia habitual, se debe solicitar otro permiso. Importante destacar que cada miembro de la familia necesita un permiso individual y este documento es adicional al pasaporte sanitario, el cual se debe obtener en www.C19.cl. para trasladarse entre regiones.

La Gerente de Asuntos Corporativos de Comunidad Feliz, Trinidad Arcos, agrega que “en el caso de que la comuna de destino retroceda a cuarentena, los visitantes pueden solicitar su permiso de retorno para regresar a la residencia habitual”, explica

Medidas básicas de protección y seguridad para el condominio

El permiso de viaje habilitado por el Ministerio de Salud, probablemente aumenta el flujo de personas en condominios y edificios ubicados en zonas vacacionales. “En medio de la situación que vivimos, lo que menos queremos es que las comunidades bajen la guardia, así que recomendamos tomar varias medidas de protección para evitar contagios”, agrega Arcos.

  1. Control de la temperatura: Es una medida básica. En la mayoría de los comercios y zonas residenciales la han tomado. La mejor opción es utilizar un termómetro digital a distancia para medir la temperatura a cada visitante que llegue a la comunidad. “Si bien es una herramienta que resulta más costosa, es bastante exacta, rápida y fácil de usar. Además, permite utilizarla a distancia, sin necesidad de contacto directo”, explica Trinidad.
  2. Uso obligatorio de mascarilla: El uso obligatorio de mascarilla es la principal medida de precaución que se dictaminó en nuestro país y alrededor del mundo; sin embargo, en Comunidad Feliz han conocido casos de comunidades en los que algunos residentes se niegan a utilizarla en el interior del condominio. “Se puede recordar su uso con afiches en distintos puntos del inmueble, y/o aplicar campañas digitales (mensajes masivos a través de correo electrónico)”.

Por su parte, Juan Meneses, administrador de Comunidad Azul, agrega que “si necesitas argumentos para convencer a los residentes, recuérdales que los estudios demuestran que la mascarilla ayuda a prevenir la propagación del virus y su uso es apropiado para proteger a las otras personas con las cuales tenemos contacto”.

  1. Dispensadores de alcohol gel: Las manos son uno de los principales focos de transmisión del virus. Limpiarlas regularmente por 30 segundos es un método de prevención bastante recomendado. “En este sentido, recomendamos instalar dispensadores con alcohol-gel en puntos área de espera de los ascensores, en la recepción, en los quinchos, en los alrededores de la piscina y los estacionamientos, entre otros”, comentan desde Comunidad Feliz. 

¿Qué hacer con los espacios comunes?

Si bien algunas comunidades han optado por no habilitar los espacios comunes para evitar posibles contagios, al ser época de aumento en el flujo de gente, puede haber más solicitudes para su apertura, y dependerá de cada administración y comité el evaluarlo. Comunidad Feliz recomienda mantener las siguientes medidas de seguridad:

Controlar el aforo: Dependiendo la fase de la comuna/región que se encuentre el edificio o condominio turístico, se modificará el aforo permitido en lugares abiertos y cerrados. Se recomienda la instalación de afiches recordando el aforo en cada espacio común. “Por ejemplo, en el ascensor poner un afiche que recuerde el número de personas permitidas para evitar aglomeraciones y poder mantener distanciamiento físico”.

Reserva obligatoria: Si la comunidad cuenta con quinchos donde se pueden reunir personas para hacer un asado, y han decidido abrirlo, se sugiere realizar una reserva previa. “Reservar con aproximadamente 7 días de anticipación es una buena medida de precaución”, explica Diego Espinoza, de Mantak Administraciones. Y agrega que “es importante recordar que, a pesar de ser un espacio al aire libre, el uso de la mascarilla es recomendable”.

Reforzar limpieza en el gimnasio: Para la apertura de los gimnasios, lo primordial es la higienización y desinfección del espacio pre, durante cada 30 minutos y post uso. Al igual que los otros espacios comunes, se deberá respetar el aforo y también se deberá reservar para un uso seguro. El uso de mascarilla también es obligatorio, mientras que las máquinas deben estar distanciadas de dos metros y los camarines cerrados.

¿Qué pasa con las PISCINAS? 

Lo primero que se recomienda es que en la entrada se instale una señalética que indique el aforo máximo del recinto, mientras que dentro de él se debe mantener una distancia de 1 metro lineal entre individuos. Además, se recomienda evitar el uso de mobiliario que sea retirable, como mesas o sillas. Sumado a esto se prohíbe el uso de toboganes y juegos acuáticos.

Es obligatorio el uso de la mascarilla en todo momento, salvo cuando se ingresa a la piscina, y se debe fomentar el lavado frecuente de manos con agua y jabón o uso de alcohol gel disponible. No se podrán utilizar los camarines del recinto. Todos los baños del establecimiento. Evitar uso de toallas de género.

Se recomienda establecer un segundo control de acceso al sector de baños para evitar aglomeraciones en el interior. En caso de generarse filas de espera, se debe mantener el distanciamiento mínimo de 1 metro entre las personas. Tampoco se deben ingresar objetos que puedan ser compartidos, como pelotas, objetos inflables u otros similares.

Control a trabajadores

Los funcionarios de la piscina y salvavidas deberán contar con capacitación sobre manejo y prevención del COVID-19. Se recomienda realizarles control de temperatura corporal y/o revisión visual del estado general de salud a todas las personas que ingresan al lugar. “Es importante asegurar que -al momento de firmar el libro de ingreso o de utilizar el reloj control- los trabajadores se laven las manos o se apliquen alcohol gel”, explica Juan Meneses, administrador de Comunidad Azul.

Por último, se recomienda flexibilizar horarios o celebrar pactos sobre horarios diferidos de ingreso y salida de los trabajadores, con el objeto de evitar aglomeraciones en traslado y/o adaptarse a la disponibilidad del transporte público.

Desde Comunidad Feliz comentan que la idea de generar esta guía es apoyar a los edificios y condominios ubicados en zonas vacacionales, porque es obvio el aumento en el flujo de personas. “Los administradores o comités de administración deben liderar este proceso, De esta forma, tendrán mucho menos conflictos y contribuirán con la salud de toda su comunidad”, finalizan.