FORD ANUNCIA OCHO AÑOS DE GARANTÍA PARA BATERÍA DE SU NUEVA ESCAPE HÍBRIDA

0
76

Un menor consumo de combustible, mayor autonomía, reducida emisión de  gases  nocivos  y  más  baja  contaminación  acústica; son  algunos  de  los  beneficios  de  los  vehículos híbridos, una preferencia en alza en el mercado mundial y también en Chile, que cerró el año con más  de 600 unidades híbridas convencionales comercializadas, según datos de ANAC.

Siguiendo esta tendencia y alineándola con el foco global de la compañía en los SUV como uno de sus  segmentos prioritarios, Ford Chile lanzó en noviembre All New Escape, incluyendo la versión híbrida.  Para seguir cautivando a los usuarios locales con este modelo, la compañía anunció la extensión de su  garantía a 8 años o 160.000 kilómetros para su batería de litio y arnés de cables, igualándose a lo que  la compañía automotriz ofrece en el mercado estadounidense. 

“Ford tiene un compromiso global con la sustentabilidad, por eso permanentemente está desarrollando tecnologías que sean más amigables con el medio ambiente y como Ford Chile estamos en contante análisis para acercarlas al mercado nacional, ya sea introduciendo la tecnología híbrida o sumando beneficios asociados a este tipo de productos, como la extensión de su garantía”, comentó Sebastián Trotta, gerente general de Ford Chile.

El primer SUV híbrido de Ford en Chile 

La  versión  híbrida  de  All New  Escape combina  dos motores:  el  completamente  nuevo  I4  de  ciclo  Atkinson  híbrido  de  2.5L y  el  motor  eléctrico  con  corriente  alterna;  que  entregan  una  potencia combinada de 200 HP. 

El motor eléctrico se encuentra siempre en funcionamiento y la mayoría del tiempo es el encargado  de impulsar a All New Escape, registrando consumos de combustible marginales. Cuando la demanda  de potencia es mayor, por ejemplo, en carretera,  se activa el motor de gasolina. El paso de modo  eléctrico a híbrido se produce de manera automática e imperceptible, la mezcla perfecta de potencia  y eficiencia. 

All New Escape no necesita ser conectado a una toma de corriente. Gracias a su sofisticado sistema  de  frenado  regenerativo,  que  convierte  la  energía  cinética  en  energía  eléctrica,  la  batería  de  alto voltaje que alimenta el motor eléctrico se recarga automáticamente, haciéndolo imparable, incluso  en viajes de largas distancias.