MUJERES RURALES CHILENAS RECIBIERON CAPACITACIÓN SOBRE EL POTENCIAL DE LA BIOECONOMÍA PARA LA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

0
76

Fotografía del Facebook oficial de Susténtate.

En un programa de formación co-organizado por el IICA, se destacó el papel de la ciencia para la toma de decisiones sobre el aprovechamiento de los recursos de la biodiversidad.

Ciudad de México, 25 de enero 2020 (IICA). Un grupo de jóvenes de áreas rurales de Chile fortalecieron sus capacidades en bioeconomía gracias al programa de capacitación Academia de Biotecnología Agrícola, organizado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la organización no gubernamental chilena Susténtate.

La capacitación, que duró 12 días, expuso el potencial de este modelo de desarrollo basado en el conocimiento sobre recursos, procesos, tecnologías y principios biológicos para la producción sostenible. Estuvo dirigida principalmente a mujeres rurales chilenas, reconocidas como agentes de cambio por investigaciones aplicadas para mejorar la salud de agricultores y el tratamiento y uso eficiente del agua.

Estos proyectos estarán en una fase de experimentación y prototipo durante el segundo semestre del 2021.

Hugo Chavarría, Gerente del Programa de Bioeconomía y Desarrollo Productivo del IICA, explicó a las jóvenes que la bioeconomía permite solventar las necesidades derivadas del crecimiento de la población y los cambios producidos a partir del COVID-19.

“Ayuda a producir más alimentos al incrementar la eficiencia productiva y reducir las pérdidas post cosecha y de los mismos alimentos, agregando valor como lo demanda el mercado. También podría impulsar el posicionamiento estratégico de América Latina y el Caribe por sus ventajas comparativas biológicas”, señaló.

Pedro Rocha, Coordinador del Área de Biotecnología y Bioseguridad del IICA, habló sobre las aplicaciones de la bioeconomía y su contribución a la toma de decisiones basadas en ciencia. Explicó que la tecnología en general, y la biotecnología en particular, son esenciales para el desarrollo sustentable de las diversas formas de agricultura.

“Los marcos regulatorios garantizan que cada evento sea analizado con base en argumentos técnico-científicos y hacen disponible la tecnología para que los productores que la quieran utilizar así lo hagan”, dijo Rocha.

Además del grupo inicial, el programa de capacitación continuará con otros 28 jóvenes de la región Araucanía de Chile.