TURISMO V/S COVID-19: APRENDIZAJES Y OPORTUNIDADES

0
55

Durante 2020, la llegada de una vacuna era prácticamente un sueño, sin embargo, esto ya es una realidad, pero gran parte de la población todavía no puede asimilar los efectos positivos de este avance. Al mismo tiempo, diferentes industrias, como la del turismo tampoco han podido tomar parte de este avance y muchos negocios del rubro peligran en su continuidad. El permiso de vacaciones dio luces de repunte en una industria que representa un 3,4% del Producto Interno Bruto (PIB) y que hasta 2017 había aportado cerca de 8 millones de empleos según Sernatur; pero los contagios no dan tregua y, hasta ahora, la segunda ola es una realidad.

Sin más, para la industria del turismo esta pandemia ha dejado varias enseñanzas, importantes también para entender cómo se comportará el consumidor en los próximos años, porque es verdad, la pandemia nos cambió y también modificó la forma en cómo se relaciona el turismo con las personas. Así, el Covid-19 trajo aprendizajes y un nuevo tourist journey basado en protocolos sanitarios, políticas de flexibilidad, duración del trayecto y escucha activa de los clientes. Uno de los cambios más importantes es en los “triggers” emocionales del viajero que debemos conocer. 

A partir de esta crisis sanitaria es seguro que veremos cambios en los detonantes emocionales que impulsan a la gente a viajar. Una hipótesis es que las personas sólo viajarán a los lugares que les permitan sentir protección, seguridad y confort. Sin embargo, es indispensable hacer uso de las “tecnologías disruptivas” existentes hoy las cuales, permiten hacer análisis de personalidad y perfilado lo que junto a la abundante data digital disponible, permiten anticipar y conocer los criterios de los turistas para elegir un destino u otro, qué tipo de alojamiento o qué aerolínea preferirán en función de las nuevas expectativas que puedan tener. 

Por otro lado, una variable costo-oportunidad que presentó la pandemia para las empresas de turismo es un crecimiento considerable en sus comunidades digitales durante el confinamiento. Las conversaciones en el mundo digital giran en torno a la expectativa de viaje post cuarentena, con mayor interés en aquellos destinos que se han involucrado a nivel emocional con sus audiencias durante este periodo de aislamiento.

Si bien la industria del turismo estará en un limbo en los meses que vienen, es importante poder hacer el espacio e incorporar estas modificaciones en el consumidor e identificar las oportunidades que puede haber dejado esta pandemia para la industria.

Marcos Sepúlveda 

Director General LLYC