“LA GEOLOGÍA ES UN INSUMO RELEVANTE PARA LA PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA A NIVEL TERRITORIAL”

0
58

Felipe Orellana, director de la Escuela de Geología UCM.

Esta carrera, nueva en la oferta académica 2021, es la única en la Región del Maule y se visualiza como una de las profesiones con mayor proyección, no sólo en el ámbito minero, sino también por la variabilidad climática, desastres naturales, territorio y agricultura. 

Si bien la geología se relaciona directamente con el rubro de la minería, los últimos acontecimientos ambientes son una muestra que estos profesionales tienen un amplio campo de desarrollo, sobre todo en la planificación estrategia a nivel territorial. Así lo destacó Felipe Orellana, quien es el director de la Escuela de Geología en la Universidad Católica del Maule, carrera nueva en la Admisión 2021 y que se dictará en el Campus San Miguel de Talca.

“Hoy vivimos un cambio de perspectiva, que invita a promover el desarrollo sustentable, desde la economía circular, la adaptación y resiliencia, que permitan entregar nuevas herramientas para convivir con el territorio minimizando el impacto. En ese sentido, el impacto humano ya presenta un impacto a escala geológica, cuestión que nos lleva hablar del Antropoceno”, aseguró.

Y agregó que “otro punto que me gustaría destacar es la conexión de los geólogos con la sociedad civil, como con tomadores de decisiones, con especial énfasis en la participación ciudadana. Generar las herramientas para socializar y hacer que lo técnico suene cercano y que la Geología sea un insumo relevante para la planificación estratégica a nivel territorial, donde podamos promover una cultura geológica de respeto ante las manifestaciones naturales, la cual sea sinónimo de seguridad y conocimiento”.

– ¿Cuál es la importancia que tiene un Geólogo en la VII Región?

– El Maule presenta desde la costa el basamento metamórfico Paleozoico, hasta llegar a la cordillera con grandes y activos volcanes como el Quizapú o el Descabezado (Grande y Chico) entre otros formados a fines del Cenozoico. Si a eso sumamos que la región tiene una ubicación estratégica, encontrándose al centro del a zona centro de nuestro país (entre la Región Metropolitana y del Biobío), destaca también la alta potencialidad que se presenta desde la agricultura, como por ejemplo el manejo de uso de suelos, gestión de recursos hídricos (y la sequía), entre otros. 

– ¿Cuáles son los desafíos que enfrentan en la actualidad los profesionales geólogos y de qué forma lo desarrollará desde la escuela?

– Un desafío importante que enfrentamos hoy es la formación. Forjar un sello distintivo, que remarque cualidades propias, que se adapte en función de los cambios que ocurren a nivel global, promoviendo la participación de actores relevantes, compromiso y respeto por el medio ambiente. Buscando formar auténticos agentes de cambio. Un segundo gran desafío es ser parte de cómo se dibuja el geólogo del siglo XXI. O sea, ¿los geólogos vamos a seguir trabajando en minería? Sí, ¿existen criterios de sustentabilidad a la minería?, Sí, ¿van a seguir siendo el 85% de geólogos los que trabajan de minería? No. Hoy vamos a tener una mayor variabilidad en el desenvolvimiento y desarrollo profesional de geólogos y geólogas.

– ¿En qué otras áreas se puede desempeñar los geólogos?

– Creo que la parte de planificación y ordenamiento se viene fuerte, los temas de cambio ambiental global se vienen fuerte, todo lo que es entender los procesos, por ejemplo, sequía, desertificación, deforestación, crecimiento urbano, inclusive como entendiendo lo humano como agente erosivo la migración, la migración podría terminar siendo un problema geológico. Entonces cuando hablamos de cambio ambiental global, por más que se quiera pintar con datos duro o de riesgo de desastre, de cambio climático, un poco lo que engloban lo que es el cambio global y la época del Antropoceno en el fondo, todos estos cambios que estamos viviendo si bien se evalúan técnicamente, gatillan profundos problemáticas sociales de las cuales no somos ajenos. Si bien podemos llegar con el dato y el modelo nos puede decir una cosa, la realidad puede decirnos otra cosa.

– ¿Cuál será el sello que tendrá Geología en la UCM?

– El desafío está en poder transmitir que la geología, termina siendo parte de nuestro diario vivir, desde visitar un mirador – como el del Cerro de la Virgen – hasta en distinguir, por ejemplo, las rocas con las cuales se construyeron edificios o catedrales, cuestiones que permiten una aproximación real y tangible con la sociedad. Por cierto, también se buscará promover la socialización de los conocimientos adquiridos buscando entregar nuevas perspectivas de la geología regional y nacional, visitando las costas en Iloca o Constitución, pasando por el Enladrillado o visitar la Laguna del Maule, entre otros. Otro desafío será fortalecer el conocimiento de la disciplina, abriendo el set de posibilidades que podrán encontrar nuestra comunidad estudiantil una vez que les toque enfrentarse al mundo laboral. Esto tiene que trascender tanto a lo público como privado. Sin duda que el sector privado tendrá especial interés en la consolidación de la carrera y espero con ansias esa colaboración. Sin embargo, también veo en los gobiernos locales – entre otras áreas del sector público – una buena oportunidad para quienes se formen en la UCM, sentando las bases en cuanto al desarrollo y planificación territorial, como la implementación de una gobernanza local y sustentable.