PERSONAS MAYORES EN CUARENTENA: ALGUNAS ADAPTACIONES EN CASA PUEDEN EVITAR ACCIDENTES

0
38

Caídas, olvido de medicación y sedentarismo pueden afectar la calidad de vida. Expertos en Terapia Ocupacional y Kinesiología de la Universidad Católica del Maule, entregan recomendaciones al respecto.

Más de dos millones 800 mil personas en Chile tienen más de 60 años, representan el 16,2 por ciento de la población y en esta pandemia se han visto limitado el contacto con familiares y sus posibilidades de movilizarse por ser un grupo de riesgo frente al COVID-19.

Daniela Robles, directora de la Escuela de Terapia Ocupacional explicó que en este grupo etario “lo más importante es la prevención y mantener un estado de salud adecuado porque son más propensos a caídas o tienden a tener patologías que requieren medicamentos de forma permanente”.

Lo primero a hacer en esta situación de confinamiento es motivarlos y enseñarles el uso de la tecnología para que se mantengan conectado con sus cercanos, recomienda Robles.

Para evitar accidentes es fundamental “considerar el tipo de piso que hay y, en aquellos lugares que se note más resbaloso, usar un antideslizante que no es excesivamente costoso y funciona bien”.

“Para el baño, existen barras de apoyo que permiten sujetarse al momento de entrar y salida de la ducha y asientos que permiten que el adulto mayor pueda ducharse sentado para no perder el equilibro porque se suelen cerrar los ojos en el momento de lavar el cabello. Idealmente se debe considerar no cerrar la puerta con pestillo porque eso impide que alguien entre en caso de accidente”, añadió.

En caso de tomar medicamentos todos los días, la directora de Terapia Ocupacional UCM sugiere usar las alarmas de los celulares, pastilleros o ubicar notas recordatorias en los lugares más transitados de la casa.

ACTIVIDAD FÍSICA

La pandemia solo vino a agravar una situación base en las personas mayores: según la última Encuesta Nacional de Salud (2016), el 90 por ciento es sedentario, una situación que los pone en riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y disminuir su funcionalidad.

Dado que el ejercicio al aire libre está acotado, hay varias opciones para mantenerse activo dentro del hogar aún en espacios pequeños. Eladio Mancilla, académico de la Escuela de Kinesiología UCM explicó que “aunque sea un poco monótono, es importante que la persona marche en posición estática varios minutos dependiendo de su tolerancia para que no entre en cansancio excesivo o le falte el aire. Idealmente que cerca haya una pared o una silla en caso de que pierda el equilibro”.

“En esa marcha la persona puede detenerse a los cinco minutos, descansar con respiraciones profundas cinco minutos más y en ese periodo ensayar pararse en un pie, siempre con un apoyo al lado”, añadió Mancilla.

Sin embargo, si durante mucho tiempo no se realizó actividad física, “es conveniente hacer una progresión. El primer día pueden ser 5 minutos de ejercicios, el segundo 7 minutos y así se van agregando un par de minutos al día hasta completar media hora. De esta manera se hace la progresión y se evita sobre exigirse y, por tanto, generar dolores, caídes o riesgo cardiovascular”, advirtió el académico.