PYMES: ¿CÓMO ENFRENTAR LA NUEVA REALIDAD?

0
17

Se acerca marzo, a un año del inicio de la pandemia por el Covid-19, y las pymes se enfrentan a un escenario muy distinto al que solían tener al terminar las vacaciones. Las pequeñas y medianas empresas se han visto bastante golpeadas, incluso desde hace más de un año, debido a la crisis social de octubre de 2018, y en gran medida, han debido adaptarse y abrirse a nuevas oportunidades para sobrevivir. En ese contexto, RedCapital.cl –firma que les facilita financiamiento a través de crowdfunding– entrega cinco recomendaciones, para poder seguir funcionando en este nuevo contexto.

1.- Ordenar las prioridades. El tercer mes del año siempre se caracteriza por ser un periodo de mucho trabajo, en el cual todo se reactiva tras la calma de las vacaciones de enero y febrero. Si bien por estos días el contexto es distinto, es mejor preparar y planificar las tareas para poder hacer frente a lo que se viene. Se sugiere, además, volver a revisar los inventarios y los detalles de la declaración de impuestos a realizarse en abril.

2.- Plantearse metas por período. Es importante considerar y establecer los objetivos de la pequeña o mediana empresa, diferenciados por semestre o trimestre, según convenga. Este es un paso muy útil para aquellas que han visto bajas en sus ventas debido a la crisis sanitaria y/o la época estival. Es hora de poner sobre la mesa las lecciones de 2020, así como un plan adecuado a la nueva realidad y necesidad de cada negocio.

3.- Potenciar al trabajador y su talento. El trato cercano y de confianza entre él o los líderes de las pymes y sus colaboradores es clave en estos tiempos, dado el difícil escenario que el país viene enfrentando hace más de un año. Asimismo, es importante detectar las capacidades de cada uno y maximizar sus habilidades, para incentivar una mejor producción. Para ello es necesario que se realicen encuentros o reuniones virtuales, instancias que además servirán para monitorear las labores y replantearse las metas de acuerdo con los avances particulares.

4.- Prever problemas de liquidez y producción. Es común que tras el verano, algunas pequeñas y medianas empresas tengan complicaciones por el no pago de sus servicios o lo acordado por sus proveedores, algo que se podría acentuar en este periodo de pandemia. Además, muchas también se enfrentan a mayores gastos y obligaciones, por lo que es necesario que actúen de forma preventiva y se preocupen de contar con un “colchón monetario” para seguir funcionando en los próximos meses.También se les recomienda pensar en el escenario de imprevistos y tener un plan de acción.

5.- Continuar innovando y evolucionando. Para las pymes, siempre es bueno estar abiertas en forma constante a las oportunidades y repensar sus servicios y productos, en especial en estos tiempos de cambio. Lo esencial es hacerlo con cautela y estrategia. Asimismo, se sugiere seguir el camino hacia la transformación digital y las ventas online, aprovechando todas las herramientas que existen para potenciar el desarrollo de los negocios. Es bueno estar siempre preparados para el cambio.