SEGUNDA OLA: DEMANDA DE OXÍGENO AUMENTÓ UN 95% EN ENERO Y SE CONCENTRÓ EN REGIONES

0
29

La tendencia se condice con el masivo movimiento a zonas del país por vacaciones.

En relación a fines de 2020, el gas medicinal está siendo más requerido y las comunas más complejas por ahora son Iquique, Concepción, Puerto Montt y Chiloé.

La Subsecretaría de Redes Asistenciales activó un plan de preparación de las Unidades de Paciente Crítico como parte de las medidas para manejar la actual ´segunda ola´ por Covid-19, de manera de verificar en terreno la capacidad de la red asistencial para incrementar la disponibilidad de camas críticas. Actualmente, se está en alerta con aquellas regiones que están más complicadas y al borde del colapso, como también delineando estrategias para que desde la Región Metropolitana se pueda apoyar a otras zonas del país.

En ese escenario, Sebastián Bosaans, gerente de Negocio Médico de INDURA, compañía de gases medicinales e industriales que ha tenido un amplio despliegue del suministro de oxígeno durante la pandemia a lo largo del territorio nacional, revela que en enero a nivel nacional y en relación a fines de 2020, vieron que la demanda por oxígeno creció un 95% y la mayor necesidad estuvo en regiones, de acuerdo a los rebrotes de casos en comunas como Iquique, Concepción, Puerto Montt y Chiloé, donde incluso la demanda por este gas medicinal se ha incrementado hasta tres veces, “lo que nos ha llevado a poner en marcha planes de contingencia para enfrentar de mejor manera la demanda, como ha sido la tónica a lo largo de la emergencia sanitaria”. Agrega que han tenido que generar –desde el año pasado- estanques de apoyo, adquisición de más cilindros y contenedores para ir cubriendo estas necesidades en hospitales (como los de Iquique, Castro y Quellón, actualmente). 

INDURA está en constante coordinación con la Mesa Covid-19 del Ministerio de Salud (Minsal) como proveedor estratégico de oxígeno, por lo que están en permanente contacto “para afrontar la pandemia en coordinación y siendo consecuentes con las zonas donde hay mayor necesidad de camas, donde más se derivan pacientes, etc., para así distribuir lo más responsablemente posible el suministro y, a la vez, dar cierta tranquilidad a aquellos usuarios que temen quedar desabastecidos”, argumenta Bosaans.

Comenta que en nuestro país, a diferencia de lo que ocurrió el año pasado, “en esta´segunda ola´ la urgencia hoy no está en la Región Metropolitana y eso se condice con el masivo movimiento hacia regiones”. Por ello “al haber concentración de la demanda en regiones, nuestras plantas productoras de gases a nivel nacional se vuelven más fundamentales aún”, concluye el ejecutivo.