VACACIONES EN CONFINAMIENTO: CÓMO ESTIMULAR A LOS NIÑOS PESE A LAS LIMITACIONES DE MOVILIDAD

0
29

Con elementos disponibles en casa se puede incentivar el juego, aunque, de acuerdo con los expertos, los espacios de aburrimiento son necesarios porque activan la creatividad y la imaginación. 

Aunque es un periodo muy esperada, la pandemia ha modificado la dinámica de las vacaciones durante este verano y, por tanto, los panoramas que años antes se realizaban cambiaron radicalmente debido a las restricciones de movilidad. 

Una situación que puede ser más compleja para las familias que tiene niños, pues, como explica Daniela Robles, directora de la Escuela de Terapia Ocupacional de la Universidad Católica del Maule (UCM), “tiene mucha energía y en espacio reducidos no alcanzar a gastarla para regularse, por tanto, es importante incorporar rutinas motoras”. 

Lo anterior se traduce en incentivar a que “salten, corran, aunque sea en espacios cortos y en construir circuitos motores con cosas que tenemos en casa y que permitirán a los niños que se estimulen y puedan gastar ese nivel energético antes de pedirles que hagan cosas que requieren mayor tranquilidad o trabajo de mesa como dibujar, por ejemplo”. 

La directora de la Escuela de Terapia Ocupacional UCM, explica que los padres pueden marcar espacios con cinta masking en el piso para que los pequeños puedan saltar de un lugar a otro. Como estrategia para los niños más grandes, Daniela Robles sugiere “planear con ellos los circuitos, por ejemplo, trasladar todos los juguetes de una canasta a otra y preguntarles cómo si quieren que los juguetes vayan caminando o “volando” o si quiere dividirlos por colores para que así también estimulemos su parte cognitiva”. 

Las estrategias dependerán de la edad y también de los juguetes o elementos que existan en cada hogar. “Podemos pedirles que vayan de una esquina a otra y golpeen un globo o que corran en cierto espacio y golpeen suavemente o una pelota o que la vayan trasladando mientras apoyamos las rodillas en el suelo”, son otras de las ideas que pueden implementar padres o cuidadores. 

Sin embargo, los padres no deben temerle a los espacios sin actividad o de aburrimiento, pues estos estimulan la imaginación. Así lo advierte Gerardo Chandía, director del Magíster en Salud Mental Infanto Juvenil UCM. “La parentalidad moderna ha llevado a los padres y madres a querer llenar todos los espacios libres de en vacaciones, por eso en los tiempos pre-pandemia, existía mucha oferta de actividades como talleres por ejemplo, lo que si bien es una ayuda, tampoco podemos pretender llenarles todos los espacios de tiempo a los niños y niñas, debemos dejar espacios para el aburrimiento, que es justamente cuando activan su creatividad e imaginación y terminan realizando actividades que en la mayoría de las ocasiones resultan muy llamativas y son gratuitas”. 

Eso sí, debido al cambio radical en la dinámica cotidiana por la pandemia, conversar de forma clara con los niños y niñas es clave. “Con un lenguaje acorde a la edad se deben explicar las medidas tomadas por las autoridades sanitarias, explicarles que esto sucederá por un tiempo limitado y que cuando las condiciones mejoren se podrán reactivar los viajes y salidas. Es importante enfatizar en que las limitaciones están dadas para prevenir el contagio”, puntualizó Chandía.