SUZUKI EN EL DÍA MUNDIAL DE LA NATURALEZA

0
40

La marca sigue trabajando para potenciar su plan “Suzuki Enviromental Vision 2050”, presentado recientemente y que buscará reducir las emisiones, además de fomentar el cuidado del medio ambiente de diversas maneras. El objetivo principal es lograr una reducción de 90% en las emisiones de CO2 de sus autos para 2050.

Santiago, 3 de marzo de 2021. Disfrutar de la naturaleza está en el ADN de Suzuki, por lo que el cuidado de ella y de la vida silvestre es parte importante de la firma y de su espíritu Way Of Life!, ya que es allí donde se viven las mejores experiencias y momentos para recordar. Hoy en el día mundial de la naturaleza queremos mostrar en qué consiste el camino hacia la sustentabilidad de la marca.

Si hace algunos meses Suzuki todavía  hablaba de su “Plan ambiental 2020”, que apuntaba a reducir un 28% las emisiones de CO2 de su flota y en un 10% la de sus plantas, además de plantar la semilla de la electrificación en su gama, ahora Suzuki se enfoca en potenciar su actualizado plan de sustentabilidad, dando un nuevo paso en pro de la ecología. El “Suzuki Enviromental Vision 2050”, revelado en febrero, busca cambiar radicalmente la forma de guiar el futuro de la marca. 

Es que ningún esfuerzo es demasiado cuando se trata de cuidar el único planeta que tenemos, y Suzuki quiere que esta forma de vida se traslade desde sus fábricas hacia sus amigos, clientes y colaboradores, con distintas iniciativas que se desarrollarán en los próximos 30 años.

Así, el plan ambiental de Suzuki busca lograr que entre 2030 y 2050 se puedan reducir hasta en un 90% las emisiones de CO2 de sus autos, con lo que, a 2030 ya se debería alcanzar un 40% de baja respecto de 2010, fijando metas a corto y mediano plazo que ya deberían comenzar a mostrar sus primeros frutos, principalmente con la masificación de sus modelos eléctricos en diversas partes del mundo. 

Otro punto importante de este plan es disminuir la emisión de dióxido de carbono producto de actividades empresariales, con objetivos muy claros: un 45% de baja para 2030 (respecto de 2016), y hasta un 80% de reducción a 2050 (también comparado con las cifras de 2016). 

Todos estos objetivos se sustentan en el constante trabajo que ha hecho la marca desde inicios de los años 90, cuando se comenzó a experimentar con nuevos materiales más ligeros y resistentes, piezas más pequeñas y una gestión de recursos y logística más eficiente, todo bajo el slogan “Más pequeño, más ligero, más corto, con menos cosas y más ingenioso”, resultando en una media de emisiones de entre 114,9 gr/km de CO2 y 118,6 gr/km de CO2, dependiendo del lugar de fabricación del vehículo. 

Otro de los pilares de la visión ambiental de Suzuki para 2050 incluirá la extensión del uso de energías renovables, disminuyendo el uso de combustibles fósiles en la fabricación y sumando el uso de productos más limpios y la baja en compuestos orgánicos volátiles en la fabricación y en los mismos automóviles. 

También se buscará proteger de mejor manera los recursos hídricos, propiciando la generación de estudios de riesgo en todas sus fábricas, además de reducir el uso de agua en todas sus fábricas hacia 2030.

Junto con todo lo anterior, y buscando crear un nuevo estilo de vida entre sus trabajadores, clientes y amigos, Suzuki también apuesta por reducir los desechos de producción, fomentando el reciclaje y la buena gestión de los residuos de fabricación de tecnologías. 

Se espera que en 10 años todo el sistema de reciclaje de la marca tenga alcance global, enfocándose también en la correcta gestión de las baterías de los vehículos eléctricos, para lo que se contará con un programa especial de reciclaje, reconstrucción y reutilización.

Paso a paso, Suzuki avanza en el camino de la sustentabilidad, haciendo su aporte con una nueva visión ambiental para hacer frente al cambio climático y la contaminación.