CINCO CONSEJOS PARA REDISEÑAR LOS ESPACIOS DE TRABAJO

0
28

El confinamiento debido a la pandemia ha fomentado que las empresas aceleren sus procesos de transformación y crecimiento, que van desde la creación de espacios flexibles hasta el aumento de seguridad en las oficinas.

Más del 70% de los colaboradores quiere tener la opción de trabajar de manera flexible.

Santiago, Chile.- Adaptarse a los nuevos tiempos y repensar la manera de hacer negocios es la consigna de muchas empresas, para volver tomar la senda del crecimiento. Por eso, el diseño del lugar de trabajo es crucial para el regreso presencial de los colaboradores, el cual no sólo debe contar con las medidas de seguridad necesarias, sino también con las herramientas y tecnología para hacer un espacio flexible y colaborativo, para lograr los propósitos de la compañía.

En este sentido, la tendencia es que las oficinas ya no representan un costo fijo, sino un activo que ayuda a las empresas a ser más eficientes, creativas e influenciar el crecimiento del negocio. Es así como WeWork, compañía inmobiliaria de espacios flexibles de trabajo, aporta los siguientes consejos para el rediseño de oficinas para enfrentar de manera exitosa el futuro:

Primero, salud y bienestar 

Hoy, los espacios de trabajo que priorizan la salud y seguridad son esenciales para todo tipo de negocio. Contar con sistemas optimizados de control de temperatura, mejor limpieza y modificaciones al diseño permiten que permitan mantener la distancia social (indispensable en estos tiempos), es muy relevante.

Un espacio de trabajo flexible

Las empresas -en esta nueva normalidad- requieren crear un ambiente que contribuya con la productividad y bienestar de sus colaboradores, para ello es esencial contar con los muebles y equipos necesarios. También, disponer de mobiliario que ayuden a readaptar los espacios según las necesidades del negocio.

Equilibrio entre espacios individuales y colectivos

Los espacios de trabajo bien diseñados necesitan encontrar el equilibrio entre concentración y colaboración, y las empresas con oficinas fácilmente adaptables tendrán esa ventaja. Un consejo es dividir el espacio en metros cuadrados en porcentajes asignados a actividades específicas, dando una visión general de cómo será usado el espacio.

Los detalles hacen la diferencia

Poner atención en los pequeños detalles, desde las texturas, iluminación, arte, y accesibilidad del espacio de trabajo, hacen que un simple traslado, como ir por una taza de café o sentarse en un escritorio, sea una experiencia totalmente diferente y disfrutable. Esto ayuda a sentir inspiración y comodidad a la hora de trabajar.

Espacios preparados para el trabajo remoto

Para facilitar un modelo híbrido de trabajo altamente eficiente, las oficinas deben estar preparadas para conectarse con aquellos que están lejos. Contar con salas de reuniones equipadas con tecnología en términos de conectividad y elementos audiovisuales, aporta al trabajo colaborativo entre los que están presenciales y los que están remotos.

Para algunas empresas, ejecutar las anteriores modificaciones en sus espacios tradicionales resulta todo un desafío por ello, gran parte de ellas, han optado por evolucionar sus estrategias inmobiliarias, migrando hacia terceros como WeWork para garantizar seguridad y flexibilidad a sus colaboradores.