CONSEJOS PARA MANTENER LIMPIOS TUS JEANS FAVORITOS SIN NECESIDAD DE USAR LA LAVADORA

0
83

Algo tan simple y cotidiano como lavar la ropa puede significar un gasto innecesario de agua y electricidad. Por lo mismo, Wrangler entrega algunos consejos para que esos pantalones regalones no se desgasten en poco tiempo.  

Si bien lavar la ropa es necesario y fundamental, hay prendas que deben tener un cuidado especial, por ejemplo, los jeans. Y es que muchas personas cometen el error de ponerlos en la cesta de la ropa sucia y lavarlos junto con otras prendas, lo cual los va dañando con el tiempo sin que nos demos cuenta. Con cada lavado, esos jeans favoritos corren el riesgo de ir perdiendo su forma y su color. Por lo mismo, hay técnicas muy efectivas para evitar meterlos a la lavadora y que se mantengan limpios, manteniendo su calidad. Wrangler Chile entrega algunos consejos y recomendaciones para que esos jeans regalones duren mucho más tiempo.

Después de usar los jeans lo más recomendable es colgarlos y ventilarlos para que los olores que se fueron impregnando durante el día, desaparezcan. Otra buena idea es dejarlos en el baño durante la ducha, ya que el vapor ayuda a limpiarlos y a que el olor del jabón y del shampoo, por ejemplo, se impregnen quedando con un olor más agradable y fresco. Este consejo es para cuando el jeans tiene un uso moderado, por ejemplo, una salida breve a comprar o cuando se usan todo el día en la casa. 

Lavar los jeans a mano también es una buena opción. Si bien puede ser una tarea un poco tediosa, es una de las formas más prácticas de mantener los jeans en buen estado. Se recomienda sumergirlos en agua a temperatura ambiente con detergente bien diluido -nunca agua caliente para evitar que la tela se encoja y se pierda el color- durante 20-30 minutos y luego enjuagarlos bien para sacar todo el detergente. Siempre es bueno evitar la secadora, y ya si es inevitable usarla, se recomienda el programa más suave para evitar dañar el tejido y la tela o, incluso, achicarlos. 

Cambiar la lavadora por el refrigerador. ¿Es eso posible? Hay un viejo truco para no lavar los jeans y que queden como recién lavados. Primero, se debe cepillar los jeans para sacar toda la suciedad y pelusas y luego se deben meter en una bolsa de plástico hermética, sacar bien el aire y cerrar. Después de ese proceso, se deja la bolsa dentro del congelador durante toda la noche, por ejemplo, se sacan de la bolsa y ¡listo! estarán perfectos para usarlos nuevamente. 

En el caso que sea totalmente necesario lavarlo a máquina -porque tienen una mancha que no sale con nada, por ejemplo- hay algunos consejos muy útiles: lavarlos por el revés para evitar que pierdan el color, evitar en exceso los detergentes con blanqueadores y los quitamanchas por el olor; no es necesario dejarlos en remojo mucho tiempo; no mezclar con otro tipo de ropa y si es así, que sean de mismo color; usar un programa para ropa delicada y siempre agua fría. 

Con estas recomendaciones, Wrangler continúa reforzando su compromiso con el medioambiente, contribuyendo así al cuidado del agua, del planeta y ayudando a las personas a que tengan sus jeans favoritos por mucho más tiempo.