EL PRIMER ELÉCTRICO DE CUPRA A -30°

0
31

El CUPRA Born se somete a las últimas pruebas de invierno cerca del Círculo Polar Ártico antes de su lanzamiento oficial. 

Una fase de desarrollo decisiva para asegurar el rendimiento instantáneo del primer automóvil 100% eléctrico de CUPRA.

El Born ha tenido más de 1.000 pruebas donde los ingenieros evalúan su tecnología de vanguardia, dinamismo y comodidad.

Santiago de Chile, 07-04-2021. Invierno, a pocos kilómetros del Círculo Polar Ártico. Un panorama totalmente blanco, donde la cultura local ha utilizado cerca de 200 palabras para describir la nieve, con temperaturas que alcanzan los -30° y un circuito en un lago congelado de 6 km2. Los ingenieros de CUPRA han dedicado dos años para probar este automóvil en los entornos más difíciles, utilizando tecnología de vanguardia para llevar el desarrollo del CUPRA Born al más alto nivel. Ahora, en la etapa final antes de su lanzamiento, están llevando al límite al primer modelo 100% eléctrico de la marca en las condiciones más complejas. 

Performance eléctrico en el frío extremo. Esta es una fase decisiva en el desarrollo del CUPRA Born. El fabricante español está sometiendo a este modelo eléctrico a más de 1.000 pruebas en las temperaturas más frías del planeta. La prueba de durabilidad consiste en conducir 30.000 kilómetros durante el día y la noche con el objetivo de asegurarse que el CUPRA Born entregue su mejor performance sin importar las condiciones. 

100% de adrenalina CUPRA. El dinamismo del primer automóvil 100% eléctrico de CUPRA ha sido un aspecto crucial en su desarrollo. El Control de Chasis Dinámico y los diferentes ajustes de firmeza de la suspensión son puestos a prueba en un circuito que se encuentra sobre un lago congelado, donde la parte interior de la pista está más pulida y la parte exterior menos, para favorecer el deslizamiento. De esta forma, los ingenieros garantizan la deportividad sin impacto en el medio ambiente.

Precisión de frenado. El CUPRA Born es puesto a prueba en superficies de hielo y asfalto de diferentes maneras, lo que significa demostrar sus capacidades bajo distintas condiciones de agarre. El equipo CUPRA recrea también las situaciones más difíciles y los sensores en las cuatro ruedas analizan cada tipo de terreno para encontrar el equilibrio, proporcionando la capacidad de frenado más estable. 

Comodidad instantánea. Debido a que es completamente eléctrico, la respuesta del sistema de control de clima del CUPRA Born es inmediata. Incluso a -30°, el vehículo ofrece el máximo nivel de potencia para calentar el interior desde el primer segundo. A pesar de estar a casi 4.000 km del Centro Técnico de Martorell (Barcelona), los ingenieros utilizaron tecnología de última generación, como impresoras 3D, para desarrollar el sistema de climatización. Superaron varios desafíos: por un lado, crear un sistema que sea silencioso y, por otro lado, eficiente, para obtener la mejor sensación de confort manteniendo el máximo nivel de autonomía. 

Próximamente, el CUPRA Born. El primer vehículo 100% eléctrico de CUPRA ha superado con éxito cada una de las más de 1.000 pruebas extremas. Su tecnología, rendimiento, dinamismo, precisión de frenado y comodidad han resistido los climas más extremos y su estreno mundial tendrá lugar a principios de mayo.