FINALIZA CON ÉXITO TENDIDO SUBACUÁTICO DE FIBRA ÓPTICA AUSTRAL EN EL LAGO GENERAL CARRERA

0
98

Gracias al trabajo colaborativo entre la empresa Silica Networks, el MTT y el Gobierno Regional de Aysén se logró este importante hito, el cual permitirá reducir la brecha digital en la región.

Este mes finalizó el tendido de 220 kilómetros (km) de fibra óptica subacuática que la empresa Silica Networks instaló en el Lago General Carrera por el proyecto Fibra Óptica Austral (FOA). Este procedimiento, que requirió de gran coordinación con el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), a través de la Subsecretaría de Telecomunicaciones Subtel) y el Gobierno Regional de Aysén y experiencia técnica debido a la profundidad del lago y las condiciones cambiantes del clima, logró realizarse de forma exitosa.

Cabe señalar que dicha fibra, cuyo último enlace se construyó en la ciudad de Puerto Ibáñez, se sumará un tramo terrestre de 630 km en total, que posibilitará la mejora de la conectividad de catorce localidades por medio de una red de fibra óptica. De esta manera, se conectará con fibra óptica las localidades de Coyhaique, El Blanco, Balmaceda, Cerro Castillo, Puerto Ingeniero Ibáñez, Bahía Murta, Chile Chico, Puerto Río Tranquilo, Mallín Grande, Puerto Guadal, Puerto Bertrand, Cochrane, Los Ñadis y Caleta Tortel.

“Logramos concretar con éxito todos los enlaces del Lago General Carrera, donde a pesar de condiciones climatológicas complejas logramos concretar los tramos que unen Puerto Guadal, Puerto Río Tranquilo, Bahía Murta, Mallín Grande, Chile Chico y Río Ibáñez”, precisó la country manager de Grupo Datco, Yessika Salazar.

Por su parte, la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, indicó que “la Fibra Óptica Austral es una iniciativa que contribuirá en saldar la deuda que tenemos en materia de conectividad tanto con la Región de Aysén como con las regiones de Los Lagos y Magallanes. Una vez que esté 100% habilitada, más de 435.000 personas y 19.000 empresas desde Puerto Montt a Puerto Williams podrán acceder a servicios de telecomunicaciones de alta capacidad y calidad”. 

En tanto, la Subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, sostuvo que “mejores redes implican mejores servicios y por ende, mejor calidad de vida para los habitantes de las regiones más australes de Chile, quienes ahora podrán acceder a los múltiples beneficios que entregan las nuevas tecnologías tal como la realización de trámites en línea, la postulación a nuevas oportunidades laborales, el uso herramientas educativas digitales y la comunicación remota con sus seres queridos, entre otros”.

A su vez, el SeremiTT de la región, Fabián Rojas, indicó que “este es un gran hito, pues hasta ahora los servicios de telecomunicaciones de la región son muy precarios por el aislamiento o ruralidad de las localidades. Queremos que nuestros habitantes tengan una mejor conectividad digital, para que así puedan disfrutar de los beneficios de las tecnologías en los emprendimientos, la telemedicina, el teletrabajo y/o la educación a distancia.

Sensorización profunda

El General Carrera es el undécimo (11) lago más profundo del mundo, por lo que el cable de fibra óptica -en algunos puntos- quedó a profundidades de más de 550 metros. Esto permite la eventual implementación de tecnologías de sensorización (herramientas que permiten detectar señales de frecuencia acústica que surgen por perturbaciones o fenómenos que ocurren cercanos a una fibra óptica) para realizar estudios científicos junto con entidades académicas que quieran aprovechar esta cualidad.

“Gracias a esta tecnología, denominada DAS (Distributed Acoustic Sensing) es posible utilizar el tendido en el Lago General Carrera para conocer, analizar e interpretar los distintos fenómenos que ocurren en el lago”, dijo Misael Bustamante, gerente de proyectos estratégicos y regulación de Silica Networks. 

Silica Networks, empresa a quien también se le adjudicó la  “Troncal Terrestre Los Lagos” del proyecto FOA, forma parte del Grupo Datco, holding de innovación aplicada que cuenta con más de 13.000 kilómetros de fibra óptica en Sudamérica, red circular que por medio de cinco anillos cordilleranos garantiza la conectividad incluso frente a catástrofes naturales.