LA AUTOESTIMA DE LA SELFIE: LAS NIÑAS DISTORSIONAN SU APARIENCIA VIRTUAL A NIVEL GLOBAL POR LAS PRESIONES QUE EXISTE EN LAS REDES SOCIALES

0
29

Una nueva investigación del Programa para la Autoestima de Dove arroja que el 80% de las niñas está utilizando aplicaciones de retoque a los 13 años para modificar partes de su rostro o su cuerpo en las fotos que postea en redes sociales. 

Hoy, 15 años después del icónico cortometraje Evolution sobre la manipulación de imágenes en la publicidad, Dove está abordando nuevamente el problema de la distorsión digital con el lanzamiento de un nuevo cortometraje: “Selfie a la Inversa”. La cinta muestra hasta qué punto las aplicaciones de retoque pueden alterar la realidad y cómo las jóvenes están auto distorsionando digitalmente su apariencia en las redes sociales.

Arraigado en una nueva investigación del Programa para la Autoestima de Dove, el cortometraje devela las etapas emocionales y físicas de publicar una selfie, destacando la manera en que las herramientas de edición, que antes solo estaban disponibles para profesionales, ahora pueden tenerlas las y los jóvenes con solo tocar un botón y sin ningún tipo de regulación. Y en lugar de modelos en un set, son niñas en sus habitaciones filtrando sus identidades. Después de un año de pandemia, en donde ha habido un aumento del tiempo que se pasa frente a la pantalla, y por consiguiente de exposición a ideales y presiones de belleza poco realistas, nunca ha habido un momento más importante para actuar como este.

[REVISA EL CORTO “SELFIE A LA INVERSA” AQUÍ]

Selfie a la Inversa: un nuevo corto de Dove para el programa para la Autoestima, para crear conciencia sobre el impacto que genera la presión por la apariencia física en las redes sociales y la auto distorsión digital en la autoestima de las y los jóvenes. 

“Por más de 60 años, Dove ha abogado por la belleza real, representando la belleza tal como es en la vida real. Parte de eso es nuestro sello “Sin Distorsión Digital”, que te indica que las personas de nuestros anuncios son exactamente como las verías en la vida real. Con el auge y el aumento de las redes sociales en los últimos 10 años, la distorsión digital ahora está ocurriendo a una escala mucho mayor, y entre las y los más jóvenes, sin ningún tipo de regulación. Vemos mucha creatividad y expresión de la propia identidad mediante el uso de filtros y aplicaciones de edición, pero cuando se utilizan filtros para distorsionar digitalmente las apariencias, para que se ajusten a estrechos estándares de belleza, puede resultar perjudicial para la autoestima de las y los jóvenes. Las niñas, en particular, comienzan a sentir la presión de editar y distorsionar su imagen para crear algo “perfecto” que no se puede lograr en la vida real. Dove quiere subrayar ese problema y proporcionar herramientas a los padres y tutores, para ayudar a las y los jóvenes a navegar por las redes sociales de una manera positiva”, comenta Firdaous El Honsali, Directora de Sostenibilidad y Comunicaciones Globales de Dove.

Los filtros de las redes sociales y de las aplicaciones de edición han cambiado drásticamente la forma en que las niñas pueden ser creativas con sus fotografías; permitiéndoles experimentar con la autoexpresión. Pero cuando distorsionan la apariencia real de las niñas en un intento por cumplir con estándares poco realistas que no se pueden lograr en la vida real, pueden tener un impacto duradero y dañino en su autoestima. 

Una nueva investigación del Programa para la Autoestima de Dove revela el alcance del problema:

  • El 80% de las niñas de 13 años ya ha aplicado un filtro o ha utilizado una aplicación para cambiar la forma en que aparecen en sus fotos.
  • El 77% de las niñas intenta cambiar u ocultar al menos una parte/característica de su cuerpo antes de publicar una foto de sí mismas en las redes sociales.

Comprendiendo la relación entre las presiones de la apariencia en las redes sociales y la autoestima:

  • Cuanto más tiempo pasan las niñas editando sus fotos, más denotan una estima corporal baja: El 52% de las niñas que dedican entre 10 y 30 minutos a editar sus fotos tiene una estima corporal baja.
  • Las niñas que distorsionan sus fotos tienen más probabilidades de tener una estima corporal baja (48%) en comparación con aquellas que no distorsionan sus fotos en absoluto (28%).
  • Las niñas con menor estima corporal distorsionan sus fotos más (56%) que las niñas con alta estima corporal (42%).

Es importante destacar que las niñas dijeron que si las imágenes en las redes sociales fueran más representativas de la forma en que lucen en la vida cotidiana, se sentirían más seguras:

  • El 68% de las niñas dicen que no terminarían sintiéndose juzgadas por su apariencia.
  • El 67% de las niñas estarían menos preocupadas por su apariencia. 
  • El 61% de las niñas desearían que el mundo se centrara más en quiénes son en lugar de en cómo se ven.

La investigación detrás del cortometraje

A partir de la investigación queda claro que debemos ayudar a las niñas a navegar por las redes sociales de manera positiva, generando un enfoque más de autoexpresión y menos de validación. La investigación del Programa para la Autoestima de Dove muestra que el uso de las herramientas educativas del Programa con las y los jóvenes, incluidos talleres, artículos online y juegos digitales, puede aumentar la confianza en su cuerpo y sus habilidades para navegar por las redes de una manera más saludable.

 “Aunque ciertos aspectos de las redes sociales pueden promover la conexión y el bienestar, en los últimos años, decenas de estudios científicos han demostrado que estas pueden influir negativamente en la confianza corporal, el estado de ánimo y la autoestima. Esto sucede cuando los usuarios pasan una cantidad significativa de tiempo publicando selfies, usando aplicaciones de edición y filtros para alterar su apariencia, 

comparándose con otros y buscando validación a través de comentarios y “me gusta”. Por lo tanto, es imperativo que ayudemos a las y los jóvenes a desarrollar habilidades para navegar por las redes sociales de una manera saludable y productiva”, explica la profesora Phillippa Diedrichs, psicóloga investigadora del Centro para la Investigación de la Apariencia de la Universidad de West England y experta en imagen corporal.

El nuevo Kit de Confianza del Programa para la Autoestima de Dove

Creado en asociación con el Centro para la Investigación de la Apariencia de la Universidad de West England – el grupo de investigación más grande del mundo centrado en el rol de la apariencia y la imagen corporal en la vida de las personas – las herramientas del Programa para la Autoestima de Dove están validadas académicamente y se pueden descargar de forma gratuita. Incluye un nuevo Kit de Confianza, una herramienta online que permite a los padres y tutores ayudar a los niños a lidiar con las presiones de la apariencia y del mundo que los rodea. 

Incluye una sección dedicada a ayudar a los adultos a comprender los desafíos que enfrentan los jóvenes en Internet, para fomentar la conversación y dar consejos sobre cómo hacer que las redes sociales sean un lugar saludable, en donde los usuarios jóvenes puedan crecer como personas, desde seleccionar un feed (muro) de redes sociales positivo y diverso, hasta reconocer que estas plataformas son un reel (galería) destacado de lo mejor de cada persona.

El Kit de Confianza es parte de la misión del Programa para la Autoestima de Dove, que busca ayudar a 250 millones de niños con educación sobre la autoestima para el año 2030, convirtiéndolo en el mayor proveedor de educación sobre la autoestima y la confianza corporal en el mundo.

#SinDistorsionDigital #ConfianzaEnSiMisma