LAND ROVER EXHIBE UN EXCLUSIVO DEFENDER EN EL FUNERAL DEL PRÍNCIPE FELIPE DE EDIMBURGO

0
71

Como es tradición, la marca británica reafirmó su vínculo con la Corona y trasladó el cuerpo del Duque de Edimburgo hasta la Capilla San Jorge. El exclusivo modelo está basado en un Defender 130 pero incluye una serie de modificaciones solicitadas por el Príncipe Felipe, integrante de la Familia Real que falleció el pasado 9 de abril a la edad de 99 años. 

Land Rover, marca con estrecho vínculo con la Corona Británica, fue parte del funeral del Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo. En la despedida oficial, llevada a cabo este sábado 17 de abril, la marca puso a disposición de la ceremonia un Defender 130 especialmente acondicionado para la ocasión. De esta manera, se trasladó su cuerpo desde la entrada estatal del Castillo de Windsor hasta la Capilla San Jorge, completando una procesión de cerca de diez minutos.

Demostrando el vínculo permanente y estrecho con la Familia Real, Land Rover ofreció a la Corona Británica una versión modificada del chasis de un Defender 130 TD5 y que fue escogido por el Duque de Edimburgo en el 2003 para estos fines. El vehículo fue modificado en la fábrica de Land Rover en Solihull y, según SkyNews, tuvo la participación del propio Felipe de Edimburgo. Aspectos como la pintura verde militar, la cubierta trasera plana y los puntos de sujeción para mantener el ataúd en su lugar fueron obra del príncipe.

De esta manera, se cumplió con la última voluntad del Príncipe Felipe, quien habría señalado a miembros de su familia que para su funeral: “Sólo póngame en la parte trasera de un Land Rover y lléveme a Windsor”, perpetuando así la relación de la Corona Británica con la marca y demostrando el gusto del Duque de Edimburgo por los modelos de Land Rover.

La presencia de Land Rover en el funeral del Príncipe Felipe agrega un antecedente más a la larga historia de la marca con la realeza. Registros históricos hablan de que, en 1948, el rey Jorge VI (padre de la Reina Isabel II), recibió el vehículo número 100 de la, por entonces, primera línea de producción de la marca. Desde ahí se ha podido ver que diversos integrantes de la Familia Real han utilizado una serie de modelos de Land Rover, incluido el Duque de Edimburgo.