SIETE TIPS PARA IMPLEMENTAR CON ÉXITO EL “FORMATO HÍBRIDO” EN LAS OFICINAS

0
75

Desde HumanNet mencionan, entre otras medidas, hacer una adecuada planificación, disponer de la tecnología necesaria y fijar metas medibles para el corto plazo.

Santiago, Chile, 29 de abril de 2021.- Para nadie es un misterio que el teletrabajo llegó para quedarse. Sí, de hecho, son muchas las organizaciones que lo implementaron como consecuencia de la pandemia actual y de ellas un porcentaje importante lo mantendrá en el tiempo en el modo híbrido, es decir, combinando la modalidad remota y presencial.

Pero ¿qué factores son clave para que lo anterior tenga éxito? A juicio de Andrés Cardemil, director de HumanNet, son varios los elementos que la alta gerencia debe considerar para llevar a cabo lo anterior y lograr el éxito.

“Hay que recordar que el formato híbrido debe ser programado con tiempo y de manera coordinada con la unidad de Recursos Humanos. Además, la organización debe disponer de la tecnología necesaria para hacer posible el teletrabajo y, a la vez, para que sea realmente efectivo se debe capacitar a los empleados en el uso de ellas y en cómo prevenir ser víctimas de los ciberdelincuentes”, sostiene el ejecutivo.

En efecto, Andrés Cardemil mencionó los siguientes factores a tener en cuenta para una gestión destacada en esta materia:

  1. Hacer una correcta planificación. La alta gerencia, en coordinación con la unidad de RRHH, deben consultar a los colaboradores por el interés de trabajar de manera híbrida, para así establecer un listado de los interesados junto con el calendario y los turnos respectivos.
  2. Contar con infraestructura tecnológica adecuada. La organización, además, debe disponer del equipamiento y herramientas necesarias para que sus empleados pueden desempeñarse correctamente desde sus domicilios. “Estamos hablando de computadores (Laptops de preferencia) y aplicaciones para videoconferencia, de un sistema de red seguro y estable, etc.
  3. Educar a los colaboradores en ciberseguridad. Como el trabajo remoto implica laborar desde cualquier lugar, es importante que la organización eduque permanentemente a sus empleados sobre los riesgos informáticos que pueden surgir cuando se ocupa cualquier conexión a Internet.
  4. Fijar metas medibles y realistas, y a más corto plazo. La gerencia debe establecer objetivos que sean claros, evaluables y que se puedan alcanzar en cortos plazos muy bien definidos. Así se podrá hacer un seguimiento más ajustado en el tiempo y en concordancia con la velocidad de los cambios.
  5. Disponer de conexiones seguras a Internet. Lo ideal es que las empresas cuenten con redes privadas virtuales, también conocidas como VPNs, además de utilizar nuevos cortafuegos (firewalls), especialmente considerando los muchos colaboradores que ya se desempeñan de manera remota. De esta manera se estará protegiendo la información corporativa que viaja por Internet.
  6. Comunicar y dar retroalimentación permanentemente. Las jefaturas deben ejercer un claro liderazgo que se apoye en una adecuada comunicación no solo descendente, sino que también ascendente y horizontal, de tal manera que la organización esté en sintonía como un todo.
  7. Estimular el compromiso de los colaboradores a través de políticas de engagement. Además, la gerencia debe conseguir un real compromiso por parte de los empleados que asuman trabajar de manera híbrida, manteniendo una comunicación constante, que pese a la distancia sostenga la relación mutua Empresa-Colaborador a través de políticas que fomenten el “sentido de pertenencia”. De este modo, se asegurará el correcto funcionamiento de la compañía en el tiempo.