ARTISTAS PORTEÑOS EXIGEN PROTOCOLOS SANITARIOS PARA TRABAJAR ANTE DRAMÁTICA CRISIS QUE VIVE EL SECTOR

0
66

El sindicato de artistas urbanos de Valparaíso se manifestó frente a la agresión sufrida por músico en Metro Merval viralizada en redes sociales y alertó sobre crítica situación que enfrenta la comunidad.

Indignación causó este lunes el registro de un guardia del metro en Valparaíso que agredió y escupió a un músico urbano que se encontraba trabajando dentro de las instalaciones. Si bien tras la acción el trabajador fue desvinculado, el evento expuso los constantes hostigamientos y dificultades que atraviesan quienes ven en las artes callejeras su único sustento laboral. 

Desde Valparaíso, ciudad reconocida por sus expresiones culturales y declarada por Unesco Ciudad Creativa de la Música, artistas callejeros se unieron este jueves para alertar sobre la dramática crisis que atraviesa el sector y exigieron a las autoridades tomar medidas de apoyo y protocolos para retornar a sus trabajos en el espacio público. 

Mediante un punto de prensa que tuvo lugar en el Municipio porteño, el músico afectado, Jimmy González afirmó que la agresión sufrida en Metro fue sin mediar provocación y ocurrió una vez que el joven ya había finalizado su presentación, asimismo el músico envío un mensaje a la ciudadanía a apoyar el arte, manifestando que “la música es trabajo”. 

Por su parte, la presidenta del Sindicato de músicos y artistas de la vía pública y transporte de Valparaíso, (Simuval) Melissa Jhonson hizo un llamado a reconocer las artes como bienes esenciales y expuso que “Durante 14 meses hemos no sólo exigido sino también propuesto medidas de contención y reactivación a la institucionalidad por la brutal paralización del sector. Más allá de nuestra voluntad, nos vemos obligados a buscar alternativas riesgosas, no sólo frente a la situación sanitaria, sino que también peligrosas frente a ciudadanos que creen que nuestro oficio es delito y nos agreden sin ningún tipo de justificación en el improvisado espacio que encontramos para poder ejercer nuestra actividad laboral y económica: la única que tenemos para vivir, nuestro trabajo”. 

“Sobrevivir así es insostenible. Si no trabajamos, nuestras familias no tendrán ni hogar, ni alimento. No sólo somos nosotros, aquí hay hogares, familias, niños, adultos mayores que dependen de nosotros, que viven gracias a nuestro trabajo”, declaró la artista y miembro de la Federación de Músicos de Chile, Femuch. 

Desde el Municipio de Valparaíso, se sumaron a las palabras de la comunidad de artistas. Sebastián Redolés, encargado de la Dirección de Desarrollo Cultural expresó que desde el Municipio “estamos en permanente disposición en la búsqueda de respuestas concretas ante esta aberración a la dignidad humana, como también un grave riesgo para la salud de las personas. La pandemia nos ha puesto en una situación extrema. La más reciente de la agresión no es un hecho aislado, sino que es muy sintomática con respecto a un conjunto importante de situaciones que hoy empujan a los trabajadores de las cultura, músicas y músicos, a seguir en su espacio que es la calle, el transporte público, quienes tienen que seguir trabajando para llegar con comida a sus familias”. 

Además, Redolés insistió en que “se debe trabajar en protocolos que permitan el retorno al espacio público, hoy en día eso no está ocurriendo, se hizo un trabajo desde la municipalidad en el cual trabajamos precisamente en la identificación de estrategias concretas para la reactivación económica, cultural, turística de la ciudad y sin embargo este trabajo no ha tenido eco en otros estamentos de la institucionalidad pública, principalmente regional de gobierno”.

En 2020 la comuna reconocida popularmente como Capital Cultural de Chile, aprobó una ordenanza Municipal de Artes Callejeras que busca fomentar, regular y proteger las expresiones de este tipo, mientras que recientemente junto a diferentes actorías de la ciudad elaboraron protocolos sanitarios con el objetivo de permitir el desarrollo de las artes callejeras con medidas de resguardo frente a la pandemia.