DECLARACIÓN PÚBLICA ANTE DISCUSIÓN PARLAMENTARIA DE ROYALTY MINERO

0
46

Frente al clima nacional de debate en torno a la posibilidad implementar una ley de royalty minero al cobre y al litio, la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA) declara lo siguiente:

– Nuestro gremio, que agrupa actualmente a más de 240 empresas con presencia en la región de Antofagasta, considera que el impuesto aprobado carece de toda proporción, donde no sólo se propone cobrar un royalty de 3% a las ventas, sino además un esquema progresivo en base al precio internacional del mineral, terminando con una tasa marginal de 75% y una tasa efectiva del 27% a las ventas. 

– De aprobarse el proyecto en las actuales condiciones, la industria minera tendría una carga impositiva total de hasta un 82%, es decir, el doble de lo que pagan otros países productores, cuyos impuestos giran en torno al 40%. Esto es prácticamente expropiatorio, debiendo utilizar el capital para pagar impuestos.

– En estas condiciones, la minería, que además tiene contratos firmados con el Estado, no solo dejaría de ser competitiva internacionalmente, sino que en el corto plazo seríamos testigos de un gran golpe a la industria que por décadas ha contribuido al desarrollo de Chile, y que sostiene el crecimiento y desarrollo de las regiones mineras. Todas las empresas, pequeñas, medianas y grandes; sus trabajadores; y familias de nuestra región se verían seriamente afectados de aprobarse este proyecto de ley. 

– En adición a ello, como gremio recordamos que en los períodos históricos de gran recaudación fiscal minera a nivel nacional, las regiones mineras no aumentan sus presupuestos per cápita. No obstante su gran aporte de recursos fiscales, las zonas mineras no han recibido nunca una verdadera compensación en gasto e inversión fiscal. 

– Nuestra prioridad es la reactivación económica y social, así como la normalización productiva post Covid-19. Esa es la mejor forma de seguir promoviendo la contratación local de mano de obra y empresas regionales, contribuyendo así al desarrollo de nuestra región. 

– Recordamos a nuestros parlamentarios que nuestro territorio ya ha sufrido demasiado el impacto social y económico a causa de la pandemia. En los momentos más duros la tasa de desocupación regional se elevó al 13%, y más de 12.000 de nuestros trabajadores se tuvieron que acoger a la ley de protección del empleo. 

– En Antofagasta sabemos que el principal impulso al empleo es la inversión minera y el impacto multiplicador que esta genera. Nuestro llamado es a discutir sobre la carga tributaria de esta industria de manera informada, sin arriesgar su crecimiento sostenible y el de todos los encadenamientos productivos que giran en torno a ella y el empleo e ingresos de las familias.
Directorio AIA