LA PRESIÓN DE LAS REDES SOCIALES EN INTERNET LLEVA A NIÑAS Y NIÑOS A DISTORSIONAR SU IMAGEN DIGITALMENTE

0
64

Estudio revela que el  80% de las niñas de 13 años ya ha aplicado un filtro o ha utilizado una aplicación para cambiar la forma en que aparecen en sus fotos, por no sentirse cómoda con su apariencia.

17 de mayo  2021El 17 de mayo se celebra mundialmente el Día del Internet, con el objetivo de dar a conocer las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y promover su accesibilidad a la red. Sin embargo, es importante tener en cuenta que tal como es un canal de comunicación, información y entretención, también puede tener un efecto perjudicial para adolescentes. 

Los filtros de las redes sociales y de las aplicaciones de edición han cambiado drásticamente la forma en que las niñas pueden ser creativas con sus fotografías; permitiéndoles experimentar con la autoexpresión. Pero cuando distorsiona la apariencia real de las niñas en un intento por cumplir con estándares poco realistas que no se pueden lograr en la vida real, pueden tener un impacto duradero y dañino en su autoestima.

De acuerdo al último estudio del Programa para la Autoestima de Dove,  el  80% de las niñas de 13 años ya ha aplicado un filtro o ha utilizado una aplicación para cambiar la forma en que aparecen en sus fotos y el 77% de las niñas intenta cambiar u ocultar al menos una parte/característica de su cuerpo antes de publicar una foto de sí mismas en las redes sociales.

La investigación también revela que el tiempo que pasan las niñas editando sus fotos por la disconformidad con sus cuerpos está directamente relacionado con su autoestima. El 52% de las niñas que dedican entre 10 y 30 minutos a editar sus fotos tiene una estima corporal baja. Asimismo, las niñas que distorsionan sus fotos tienen más probabilidades de tener una estima corporal baja (48%), en comparación con aquellas que no distorsionan sus fotos en absoluto (28%).

Es importante destacar que las niñas indicaron que si las imágenes en las redes sociales fueran más representativas de la forma en que lucen en la vida cotidiana, se sentirían más seguras. Por ejemplo, el 68% de las niñas dice que no terminarían sintiéndose juzgadas por su apariencia, el 67% que estaría menos preocupadas por su apariencia, mientras que, el 61%  desearían que el mundo se centrara más en quiénes son en lugar de en cómo se ven.

A raíz de estos reveladores datos, Dove lanzó un cortometraje llamado: “Selfie a la Inversa”, que muestra hasta qué punto las aplicaciones de retoque pueden alterar la realidad y cómo las jóvenes están auto distorsionando digitalmente su apariencia en las redes sociales.

[REVISA EL CORTO “SELFIE A LA INVERSA” AQUÍ]

“Por más de 60 años, Dove ha abogado por la belleza real, representando la belleza tal como es en la vida real. Parte de eso es nuestro sello “Sin Distorsión Digital”, que te indica que las personas de nuestros anuncios son exactamente como las verías en la vida real. Con el auge y el aumento de las redes sociales en los últimos 10 años, la distorsión digital ahora está ocurriendo a una escala mucho mayor, y entre las y los más jóvenes, sin ningún tipo de regulación. Vemos mucha creatividad y expresión de la propia identidad mediante el uso de filtros y aplicaciones de edición, pero cuando se utilizan filtros para distorsionar digitalmente las apariencias, para que se ajusten a estrechos estándares de belleza, puede resultar perjudicial para la autoestima de las y los jóvenes. Las niñas, en particular, comienzan a sentir la presión de editar y distorsionar su imagen para crear algo “perfecto” que no se puede lograr en la vida real. Dove quiere subrayar ese problema y proporcionar herramientas a los padres y tutores, para ayudar a las y los jóvenes a navegar por las redes sociales de una manera positiva”, comenta Firdaous El Honsali, Directora de Sostenibilidad y Comunicaciones Globales de Dove.

A partir de la investigación queda claro que debemos ayudar a las niñas a navegar por las redes sociales de manera positiva, generando un enfoque más de autoexpresión y menos de validación; es por esto Dove ha dispuesto diversos materiales de apoyo para padres, profesores y jóvenes líderes para contribuir a una navegación por las redes más saludable.