PREGUNTAS PARA LOGRAR LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

0
203

Producto de la pandemia, las organizaciones han ido incorporando tecnologías digitales a sus procesos y negocios a fin de modernizar los sistemas y enfrentar las necesidades cambiantes en el mundo actual. Un camino que, según un nuevo estudio de la consultora Accenture, ha permitido que las organizaciones generen crecimiento cinco veces mayor que aquellas que no.

Mayo de 2021.- Si bien, durante los últimos años las empresas las empresas se han encaminado hacia la transformación digital, fruto de la pandemia se ha acelerado este proceso debido a la urgencia de adaptabilidad por parte de las organizaciones, frente a un mundo donde cada vez se aprecia más lo digital. Además, ante la necesidad de elevar la contribución del sector de manufactura a los resultados económicos de la próxima década, es que la incorporación de tecnologías digitales estará cada vez más bajo la lupa. 

Según un nuevo estudio de la consultora Accenture, las empresas que aceleraron su transformación digital a propósito de la pandemia han logrado un crecimiento cinco veces mayor que aquellas que no. Adicionalmente, de acuerdo con la encuesta global, más de 50% de las compañías líderes aumentó sus inversiones en tecnologías core y emergentes: 72% en cloud security; 68% en la nube híbrida; 70% en internet de las cosas (IoT); 59% en IA y machine learning; y 60% en robótica y automatización robótica. 

Tomando en cuenta dichos resultados que el vicepresidente de Infor para Latinoamérica, Volker Lafrenz, hace un análisis sobre la necesidad de las organizaciones de avanzar hacia la transformación digital. “Es relevante tener claridad cuándo tengo que realizar un cambio tecnológico, un upgrade para mi empresa. Me refiero al momento en que las compañías deciden dar un salto cualitativo en sus procesos de trabajo y de gestión. A ello se suma la relevancia de poder contar con herramientas tecnológicas idóneas, que ayuden a la compañía a transitar hacia la dirección correcta”, señaló el ejecutivo. 

Lafrenz es enfático también en señalar que “la transformación digital debe estar en las prioridades de las organizaciones. Aquellas que aprovechen sus beneficios estarán mejor posicionadas y contarán con una mayor agilidad, competitividad y productividad”.

Cabe destacar que actualmente las cifras muestran un avance relevante respecto a la madurez digital de las empresas. El porcentaje de organizaciones en etapa de avanzado o líder digital pasó de 21% a 32%, según los resultados de la tercera versión del Índice de Transformación Digital de las empresas elaborado por Corfo, la Cámara de Comercio de Santiago y la consultora PMG Business Improvement Business.

En este escenario y antes de avanzar en un recorrido aún complejo para otras organizaciones, es importante identificar los aspectos de la empresa que están listos para transformarse sin alterar o interferir en la continuidad del negocio. Pero también, resulta clave hacerse las siguientes tres preguntas para emprender este camino con éxito.  

  1. ¿Cuándo la empresa tiene que realizar un cambio?

Hoy la primera pregunta que se tienen que plantear las empresas no es si estoy listo o no para un cambio, sino cuándo hacerlo realidad. Esto porque el objetivo real de las empresas y lo que sustenta su progreso, corresponde al periodo, por ejemplo, en el cual implementará una solución vinculada a la nube o de otro de tipo de carácter tecnológico. El cambio al interior de las empresas es fundamental y lo que ha hecho posible las recientes grandes disrupciones tecnológicas con empresas como Netflix, Amazon y Airbnb, entre otros ejemplos. 

Pensar que una industria o negocio se puede mantener de la misma forma, con los mismos procesos de gestión es una equivocación. Lo anterior, porque los cambios que hoy enfrentan diversos verticales son permanentes y vivimos en un mundo flexible, que enfrenta diversas realidades, muchas de ellas totalmente impensadas y contingentes.

Finalmente, los cambios son posibles cuando las personas dentro de la organización están comprometidas con los nuevos planes de transformación digital, y es ahí en donde es esencial trabajar en procesos comunicacionales y organizacionales en torno a la “Gestión del Cambio”. 

  1. ¿Qué se piensa lograr y cuáles serán los resultados esperados? 

Es importante invertir tiempo y esfuerzo para entender exactamente qué se quiere lograr con la transformación digital dentro de las organizaciones, cuál es el impacto previsto y qué se quiere cambiar. En ese sentido, no importa cuántas ideas tenga una organización, pero se pueden clasificarán en una de cuatro siguientes categorías: alineación con el cliente, productividad de los empleados, visibilidad de la cadena de suministro o eficiencia operativa.

En relación con los clientes, las organizaciones deben considerar si están transformando la forma que se conectan y relacionan con los clientes, si desean en cambio ofrecer un nuevo producto, aumentar el nivel del servicio o usar los datos para crear un nuevo flujo de facturación.

También se debe considerar a los empleados. Las empresas deben preguntarse si brindan las funcionalidades que permiten que el personal se involucre en el proceso y cómo las soluciones digitales ayudarán en la productividad general, empoderar la toma de decisiones y eliminar cuellos de botellas en los procesos.

La visibilidad de la cadena es otro punto clave para las organizaciones, por ello se deben examinar si están simplificando las complejas cadenas de suministro y, por otra parte, si está aumentando la visibilidad para anticipar problemas y resolverlos en forma proactiva.

Por último, es evaluar la eficiencia operacional. Las empresas se benefician al preguntarse si pueden optimizar la forma en que operan y si están utilizando la tecnología para lograr perfeccionar los procesos, predecir eventos y decidir las mejores acciones para la organización.

  1. ¿Cuál es sistema más idóneo para tu proceso de transformación digital?

Es clave preguntarse, ante cualquier proceso de transformación digital, cuál es el sistema más idóneo que te puede acompañar en un proceso de cambio. Para ello es relevante tener la visión hacia dónde quieres llevar tu negocio, hacia dónde quieres crecer como empresa, ya sea por medio de soluciones en la nube o con la utilización de sistemas con inteligencia artificial. 

Finalmente, hay que tener claridad sobre qué sistemas podrían obstaculizar el crecimiento o definitivamente interrumpirlo o bien aquellas soluciones que pueden conducir al negocio hacia la dirección adecuada. Además, antes de comenzar un proyecto de transformación digital, los sistemas de la organización deben ser aptos digitalmente y flexibles. Las organizaciones necesitan contar con ecosistemas donde las personas pueden acceder a su trabajo, los datos y los proceso sin barreras, en todo momento y desde todo lugar. Disponer de estas soluciones en la nube es una de las formas más eficientes de lograrlo.