¿CÓMO VESTIR ADECUADAMENTE A LOS NIÑOS EN INVIERNO?

0
34

Con la llegada del invierno y los días de bajas temperaturas, abrigar a los niños correctamente es una de las principales preocupaciones de los padres en esta temporada, especialmente para evitar exponerlos a un resfriado y cuidar su salud. Pero, ¿cómo saber si los niños están adecuadamente abrigados? Desde Limonada entregan recomendaciones para vestir a los niños en estos días. 

Las dudas sobre cómo vestir a los niños aparecen desde el momento en que nacen, y a pesar de que los padres reciben un montón de consejos, no hay un manual. A veces se cree que mientras más abrigados, más protegidos están, pero no siempre es así. Antes de vestirlos, es importante considerar algunos factores como los que Limonada recomienda a continuación:

La edad de los niños

Hay que tener especial cuidado con los recién nacidos, los menores de tres meses se enfrían más rápido porque su piel es entre un 40% y un 60% más delgada, y su sistema de termorregulación aún es inmaduro. Por eso, es necesario abrigarlos con una o dos prendas más que los adultos. 

Por capas

Vestir a los niños por capas evitando abrigarlos de forma exagerada: la primera capa tiene como función alejar el sudor, la segunda es para evitar retener el calor corporal, y la tercera como protección de la humedad y el viento. 

¿Es malo abrigarlos demasiado? 

No es malo abrigarlos demasiado, pero sí puede resultar desagradable e incómodo para los niños, ya que sudarán, y el sudor permanecerá en las capas de ropa. Lo importante es el sentido común, un poco menos abrigado, el niño saldrá a la calle igual de protegido, pero estará cómodo y no sudará.. 

Zonas del cuerpo más sensibles

Hay zonas del cuerpo de los niños que son más sensibles a las bajas temperaturas, como la cabeza, oídos, boca, nariz, pies y manos, ya que son las zonas más expuestas a las temperaturas y se enfrían más rápido que otras partes del cuerpo. Es por esto que es recomendable que utilicen calcetines de tejido térmico, bufanda, guantes y gorro. 

Controlar los cambios de temperatura

Por último, es importante tener en cuenta los cambios bruscos de temperatura y prestar atención a los ambientes con calefacción. Es recomendable mantener una temperatura alrededor de los 20 a 22 ºC.