CONTROLA TU HISTORIA: CÓMO ESQUIVAR LAS “RED FLAGS” EN UN CV Y EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

0
74

Es muy común cometer errores o inconsistencias cuando se cuenta la historia propia a la hora de postular a un trabajo.

El consejo de los expertos al respecto es siempre hablar con honestidad, porque generar sospechas es peor.

Santiago, julio de 2021.- Uno de los aspectos más importantes a la hora de buscar trabajo es saber cómo “venderse” en el CV, es decir, cómo sacar el mayor partido posible a las cualidades y aptitudes personales y ponerlas por escrito en un resumen coherente, sólido y potente.

En ese sentido, uno de los errores más frecuentes en los CV es a lo que los reclutadores llaman “Red Flag”, esto es, una bandera roja, o una “alarma” con connotación negativa. Ejemplos de Red Flag en un CV serían datos o informaciones que levantarían sospechas, no darían coherencia a CV o llamarían la atención negativamente.

“Siempre nos fijamos en la coherencia de las fechas, en cuanto a entradas y salidas de trabajos. También son red flags los errores graves en ortografía, falta de detalles, o problemas de redacción que se traducen en una baja capacidad de síntesis, que es importante para varios perfiles”, dice Anastasia Samokhvalova, jefa de equipo técnico en Page Personnel.

Por su parte, a la hora de dar entrevistas es aún más común encontrarse con Red Flags. Por ejemplo, una persona que no suelta su propio CV y lo consulta, o en cuyo relato no calzan las fechas con las que tiene el CV. Otra red flag es cuando no hay referencias de ex jefes de empresas anteriores, o cuando la persona no puede demostrar conocimientos técnicos que debería tener según sus estudios o experiencia.

También hay elementos que no necesariamente tienen que ver con lo laboral y que son una señal inequívoca de que la persona genera sospechas para los reclutadores.

“Sí o sí nos fijamos tanto en la coherencia de fechas como los motivos de salida de trabajos anteriores y el relacionamiento del candidato con su entorno. nunca escogeríamos a un candidato con mala o extraña conducta, que hace comentarios discriminatorios, o tiene olor a alcohol o sustancias ilícitas. Puede ser hasta cierto tipo de gestos o poses, como alguien que no mira a los ojos, o que intenta incluso empoderarse de la entrevista para no contestar las preguntas más concretas”, cuenta la ejecutiva. 

Por eso, el consejo más importante a seguir en el CV y la entrevista es ser honesto siempre, principalmente en torno a las fechas. Las confusiones que generan desconfianza o sospecha generalmente son, o por mentiras malintencionadas, o porque hubo un período o de rotación o de “laguna” que el candidato intenta encubrir. Ante eso, siempre va a ser más valorado decir la verdad.

“No hay nada malo en soltar alguna experiencia corta, o poner en el CV el motivo de pronta salida, como reemplazo o proyecto. Nosotros al ser consultora siempre ofrecemos ayuda básica para los CV, dando feedback si algo no es claro y se puede cambiar. Recomendaría pedir mismo feedback al próximo hunter que lo entrevista, al igual sobre manejo de entrevista”, recomienda Samokhvalova.