AGOREX: LA HISTORIA DE UN CLÁSICO QUE EVOLUCIONÓ HASTA CONVERTIRSE EN UN EMBLEMA DE LA SUSTENTABILIDAD

0
84
SONY DSC
SONY DSC

Ejemplo del desarrollo sostenible que impulsa Henkel, esta marca y toda su gama de soluciones continúan ganándose el cariño de los chilenos, gracias a las permanentes innovaciones que surgieron en nuestro país y que se expandieron hacia el resto del mundo.

Los reconocidos adhesivos Agorex de Henkel cumplen 60 años en nuestro país, tiempo en el cual han acompañado a miles de chilenos en sus distintos rubros y oficios, siendo utilizado por zapateros, mueblistas, carpinteros y otros profesionales de sectores como la construcción y las reparaciones del hogar. Y no es todo, porque en estas seis décadas también experimentó una evolución constante, que le ha permitido transformarse en una marca sustentable y respetuosa con el medioambiente.

Este producto nació en Alemania en 1956 con el nombre de Pattex, llegando a Chile cinco años más tarde bajo la marca AGO. Durante este tiempo, la compañía ha comercializado este adhesivo en cientos de países y ha ampliado considerablemente su portafolio destinado a la industria y el consumidor final. 

En este contexto, Henkel lanzó la campaña “Toda una vida juntos”, en donde se repasarán los hitos de Agorex a lo largo de su historia, resaltando los importantes cambios tecnológicos que se desarrollaron en Chile y que impactaron de forma positiva en la sociedad y el resto del mundo. 

“Sabemos que es un producto que genera mucha identificación y es muy utilizado por los chilenos, gracias a su capacidad de adaptación a las demandas del mercado y que ha integrado la sostenibilidad en su proceso de fabricación. En ese sentido, desarrollar tecnologías cada vez más eficientes y sustentables es parte de nuestra estrategia a nivel global”, puntualiza Albert Lipperheide, Gerente General para el negocio de Adhesivos de Consumo en Chile.

Para David Díaz, Marketing Manager General Home Improvement (ACG) de Henkel Chile, “es un orgullo contar con una marca que irrumpió en nuestro mercado hace 60 años. Desde su llegada hemos tenido una posición de liderazgo gracias a la confianza y el reconocimiento de los consumidores. Asimismo, logramos potenciar nuestro portafolio con adhesivos de contacto como Agorex 60, Agorex Montaje, Agorex Silicona, Agorex FT101, además de nuestros Agorex Maderas y Profesional, así como otras soluciones para revestimientos, papeles murales y tapagoteras”, explica.

Trayectoria y aterrizaje local

Agorex 60, se caracteriza por su versatilidad al pegar diversos materiales como cuero, cauchos, maderas, vinílicos y metales. Su historia está ligada a la síntesis del caucho natural y posteriormente al caucho sintético, llamado policloropreno en 1909, innovaciones que fueron impulsadas por la creciente industria de la época.

Luego de más de 40 años de estos descubrimientos, nace el primer adhesivo realizado en base a caucho sintético, licenciado bajo la marca AGO, un hito que revolucionó al segmento, porque antiguamente los artesanos e industriales debían calentarlo antes de aplicarlo. Con todo, no fue hasta 1961 que este pegamento arribó a Chile, generando gran aceptación por su empleo en la reparación de zapatos, mueblería y un sinfín de otras aplicaciones. 

En la incipiente industria nacional, estos productos eran fabricados y distribuidos por la empresa nacional Química Härting, en envases pequeños y latas. No obstante, para la manufactura de estos adhesivos se utilizaban solventes como el tolueno, cuyo mal uso provoca daños a la salud. 

Ya en los años 80, Henkel promovía la seguridad de sus soluciones con la idea de desarrollarlos de forma más amigable con el medioambiente y las personas. Por eso, al llegar a nuestro país en 1985 y después de adquirir Química Härting en 1993, solo pasaron dos años para que la compañía alcanzara un gran objetivo: eliminar por completo el tolueno de sus adhesivos, reemplazándolo por el solvente ciclohexano, mucho más seguro para los usuarios.

Una evolución sustentable

El gran responsable de esta iniciativa fue el científico Roberto Pavez, Director I+D de Henkel Chile, quién siguiendo las políticas de la compañía, lideró la misión de erradicar este componente, impulsando a otros fabricantes a sumarse a un proyecto que terminó transformándose en una política de salud pública de impacto positivo para nuestra sociedad. De esta manera, entre los años 1998 y 2000 se prohibió el uso del tolueno en el país.

“Se trató de una tremenda innovación tecnológica con objetivos claros y bastante específicos: mejorar la salud y seguridad de nuestros usuarios, clientes y trabajadores. Con esto, Agorex se posicionó como un ejemplo global de cómo equilibrar negocios y sustentabilidad. Nuestra acción fue reconocida por la OCDE, además del Ministerio de Salud de la época, que dio un reconocimiento a Henkel y a su filial en Chile por su aporte en estas materias”, asegura Pavez. 

Luego de este hito, la empresa siguió avanzando en sus objetivos sustentables, eliminando sustancias sospechosas para la salud como los ftalatos y APEOs. Más recientemente, Henkel Chile impulsó la elaboración de adhesivos mayormente compatibles con el medioambiente, con nuevas y disruptivas soluciones que crean polímeros con una menor cantidad de materiales provenientes del petróleo. La tecnología Cachaza, por ejemplo, se desarrolló en 2010 y cuenta con materias primas renovables en su formulación, ya que forma nuevos polímeros basados en etanol de caña de azúcar, contribuyendo además a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. Este adelanto, se utiliza en el conocido Agorex Tapagoteras y en productos de montaje como el Agorex PL 600. 

“Esta innovación nació en Chile y ha sido patentada por Henkel de manera global. De hecho, el know-how fue transferido a Estados Unidos para ser utilizado en sus productos, mientras que en nuestro país recibió el reconocimiento y premio de CAMCHAL a la Innovación Sustentable 2010. Estos logros, son muestra de que constantemente buscamos oportunidades para ser más sostenibles. En efecto, en el último tiempo y justo en medio de esta pandemia, dimos otro importante paso: hoy nuestras operaciones en Chile están abastecidas con energías 100% renovables”, comenta el científico nacional.

Todos estos casos de éxito son muestra de una marca que no ha dejado de adaptarse, siempre siguiendo los lineamientos globales de Henkel en términos de calidad, altos estándares y el desarrollo de nuevas fórmulas que impulsen y promuevan un crecimiento sostenible del negocio. 
Para más información, visite https://www.agorex.cl/.