CCU ABRE CONVOCATORIA A OFICINAS DE ARQUITECTOS PARA ABORDAR RECONVERSIÓN PATRIMONIAL DE EX CERVECERÍA CCU LIMACHE

0
125

El proyecto busca transformar el histórico edificio de CCU Limache en un espacio abierto a la ciudadanía con instancias culturales y cerveceras únicas en Chile. La invitación va dirigida a oficinas especializadas con experiencia en reconversión patrimonial, las cuales podrán postular y entregar sus antecedentes en el sitio  https://www.ccu.cl/reconversion-ccu-limache/ hasta el próximo 15 de agosto.

CCU dio un nuevo paso en su proyecto de reconversión de la Ex Cervecería CCU Limache, centro productivo fundado en 1883 por el inmigrante alemán Carlos Hoffmann. Esta semana, la compañía abrió una convocatoria pública, dirigida a oficinas de arquitectura del país, para postular al proceso de selección para desarrollar un proyecto que busca transformar el histórico edificio en un espacio abierto a la ciudadanía con instancias culturales y cerveceras únicas en Chile.

La invitación va dirigida a oficinas especializadas con experiencia en coordinación, diseño y ejecución de obras en proyectos de restauración patrimonial, museos, reconversión adaptativa u otros similares, las cuales podrán postular y entregar sus antecedentes en el sitio https://www.ccu.cl/reconversion-ccu-limache/ hasta el próximo 15 de agosto. 

“Esta es una iniciativa que nos llena de orgullo, porque apunta a recuperar para la ciudadanía un hito relevante de la tradición cervecera del país. En CCU buscamos que nuestras acciones inviten a compartir juntos un mejor vivir. En este caso, se trata de la restauración del emblemático edificio de Planta Limache, la última fábrica en Chile que permanece en su estado original, para instalar ahí un museo abierto a la comunidad y un espacio de encuentro en los jardines colindantes”, destaca Felipe Wielandt, gerente del proyecto CCU Limache.

Cervecería Limache es parte del origen de CCU y de la industria cervecera nacional. Dedicada a la destilación de aguardiente, fabricación de licores y cerveza, tuvo gran auge en 1889, cuando se fusionó con la ex cervecería de Joaquín Plagemann, dando origen a la “Fábrica Nacional de Cerveza y Hielo”, empresa que luego se unió a Cervecería de Gubler y Cousiño, formando la conocida Compañía Cervecerías Unidas, en 1902.

Por muchos años, Limache fue un centro de operaciones de CCU y alcanzó fama por la calidad de sus productos. Un lugar de grandes innovaciones, y avances tecnológicos, como la primera maquinaria para tapar las botellas, por citar un ejemplo. Su edificio se transformó en un emblema para la ciudad, y fueron muchas generaciones y familias las que trabajaron en esas instalaciones. A principios del siglo XX, llegó a contar con seiscientos operarios en total. La fábrica cerró en 1993 y las operaciones se trasladaron a Quilicura, y se mantuvo como bodega de CCU hasta el día de hoy.