¿CÓMO MEJORAR EL DESCANSO NOCTURNO EN PANDEMIA?

0
57

Corregir la higiene del sueño, descansar en un colchón ergonómico, adoptar posturas relajadas al dormir y consultar con especialistas de la salud, son algunas de las principales recomendaciones.

 

A más de un año del inicio de la pandemia, continúa existiendo un antes y un después en el dormir de los chilenos. Eso quedó demostrado en un estudio desarrollado por Corpa, que menciona que el 51% de las personas agudizaron sus problemas de sueño atribuidos a temas laborales, inseguridad y la situación económica.

“El Covid-19 ha modificado nuestros hábitos y ritmos diarios, afectando con ello nuestra capacidad de dormir de manera reparadora. Y en este sentido, un patrón de sueño regular es muy importante, ya que mejora tanto la calidad como la cantidad de sueño”, afirma la doctora Verena Senn, neurobióloga y experta en sueño de Emma The Sleep Company, empresa de colchones líder del descanso en Europa. 

Rutina para inducir el sueño: Según los especialistas, el primer paso para un buen descanso es cuidar la higiene del sueño, un conjunto de comportamientos y recomendaciones ambientales destinadas a promover un descanso saludable y reparador. La neurobióloga de Emma Colchón aconseja seguir algunos simples pasos para inducir el sueño, como “mantener el dormitorio oscuro, fresco (alrededor de 19 grados) y libre de teléfonos, tablets u otros dispositivos electrónicos. También darse una ducha caliente, abrazar a un ser querido antes de ir a la cama, seguir un horario de sueño regular y dejar tiempo para relajarse”.

De acuerdo a la especialista de Emma Colchón, una de las claves para conseguir un sueño profundo es la ergonomía y, por tanto, “descansar sobre un buen colchón que permita un apoyo óptimo de la columna vertebral y de las zonas de soporte de la espalda”. 

Escoge un colchón ergonómico: “Si consideramos que la cama es el lugar en el que pasamos una tercera parte de nuestra vida, es muy importante evaluar las características de los colchones. Uno con estándares ergonómicos, como una correcta superficie de descanso y firmeza, permitirá una adecuada postura de relajación y mejorará significativamente la calidad del dormir”, sostiene María Eugenia Valenzuela, kinesióloga magister en gestión de salud, especialista en el manejo de patologías músculo esqueléticas.

Analiza tu postura al dormir: Es importante considerar la postura que se mantendrá por horas, ya que muchas veces son las causantes de los malestares que interrumpen el descanso y generan un incómodo despertar.  En este sentido, María Eugenia señala que es muy importante considerar las necesidades individuales al momento de definir cuál es la mejor posición: “la mayor cantidad de consultas por dolores musculoesqueléticos, tienen directa relación a la forma en cómo nos quedamos dormidos y las largas horas que permanecemos en esta posición”. Por eso, recomienda acomodarse en posturas relajadas y de descanso, evitando las flexiones extremas de cualquier parte del cuerpo. “Una forma de evitar estas molestias, es tener un colchón que resista el peso de nuestro 

cuerpo de forma uniforme y, si es necesario, ayudarnos con almohadas o cojines a modo de contención, con la finalidad de controlar posturas viciosas inconscientes. Con el tiempo el cuerpo se va acostumbrando a la nueva postura y logra reeducar al cerebro, para que dormir sea un placer y no un sufrimiento”.

La kinesióloga advierte que el principal factor protector de cualquier tipo de molestias es la actividad física y las pausas activas, pues ayudan a controlar, prevenir y disminuir todos aquellos síntomas relacionados a posturas viciosas. Añade que “es fundamental detectar las causas de las molestias que pueden generar un mal dormir y hacer una evaluación personalizada, ya sea con neurólogo, médico, kinesiólogo o profesional competente”.

Aún no sabemos cuándo terminará la pandemia, pero al menos existen alternativas para hacerla más llevadera, al tomar medidas de autocuidado, que mejoren la calidad del sueño a través de un buen colchٖón.