¿CUÁNTO PUEDE AYUDARNOS EL HUMOR A BAJAR LOS NIVELES DE ESTRÉS EN EL TRABAJO?

0
73

En tiempos en que el estrés, la depresión y otras patologías de salud mental parecieron transformarse en la verdadera pandemia, han surgido diversas estrategias para que podamos hacer más llevadera nuestra rutina diaria, inclusive, incorporando al humor en ella. 

No es ningún misterio que el buen humor nos ayuda a sentirnos mejor. En Chile, los últimos dos años han sido de un nivel de estrés preocupante: primero estuvo el estallido social, luego la pandemia. Solo si sumamos estos dos fenómenos sociales, podemos suponer que la angustia y la depresión, han aumentado exponencialmente, lo que tiene un componente positivo, porque ya se habla sin tapujos del cuidado de la salud mental.  

Esto, por supuesto, ha escalado también al ámbito laboral, en donde las relaciones tensas entre pares y superiores parecen haberse intensificado. Muchas empresas han tomado medidas al respecto, inclusive aplicándolas en el teletrabajo. Según una encuesta realizada por Trabajando.com un 70% declara sentirse estresado con esta modalidad desde su casa. 

De acuerdo al Termómetro de la Salud Mental en Chile ACHS-UC, desarrollado por la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) y el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica, la presencia de problemas de salud mental subió en todas las regiones de Chile. El estudio indica que “un 45,9% de las personas entre 21 y 68 años en el país evalúan que su estado de ánimo actual es peor o mucho peor en comparación con la situación anterior a la pandemia. Esta cifra nunca ha bajado del 42% desde que comenzó esta medición”. 

¿Nos podemos sentir mejor en el trabajo si añadimos una cuota de humor? 

Dentro de los beneficios más reconocidos del humor en la salud mental, podemos encontrar que reírse ayuda en la cura de la depresión, la angustia y el estrés, que mejora la oxigenación del cerebro y del cuerpo en general, que regula el pulso cardíaco, relaja los músculos tensos y disminuye la presión arterial.Se genera una mayor respuesta del sistema inmunológico, sirve para descargar tensiones, alivia el insomnio al producir una sana fatiga que el sueño repara con facilidad, potencia la creatividad y la imaginación y fortalece los lazos afectivos e incrementa la confianza y la autoestima. 

Además, según estudios de la Universidad de Stanford, los equipos de trabajo pueden duplicar la resolución de desafíos creativos, por lo que se logra más innovación en los equipos, cada vez más importante para adaptarse a los nuevos tiempos. Es muy importante establecer una cultura laboral que incluya el humor como algo natural en sus prácticas diarias, como por ejemplo comenzar los cinco primeros minutos de una reunión contando algo gracioso, una anécdota, para generar simpatía, cercanía y una conversación más fluida

Para Javiera Correa, directora ejecutiva de ComedyCorp, consultora dedicada a transformar personas y organizaciones, usando el humor como estrategia movilizadora, comenta al respecto que “Ahora es el momento en que se necesita el humor más que nunca. Porque el humor distiende, mejora las relaciones y te hace afrontar los problemas con mayor perspectiva y liviandad, y por consecuencia, baja los niveles de estrés y aumenta tu productividad”.

Así, el humor puede realmente ayudarnos a mejorar nuestro ambiente laboral y conectarnos de manera más positiva con nuestros compañeros y jefes, para rendir mejor en nuestro trabajo.  

Por ello, te dejamos algunos interesantes tips para aplicar el humor en la oficina, especialmente para quienes las lideran: 

  • Si no eres divertido, permite a los demás serlo. Identifica a los que sí lo son en tu equipo y entrégales la responsabilidad de organizar actividades divertidas con los demás. 
  • Integra el humor en los eventos de la empresa, incluso en los más formales, como la entrega de resultados. Puedes asesorarte con un experto que te ayude a integrar algo gracioso a tu discurso, terminar con un show de comedia o hacer dinámicas entretenidas entre los colaboradores.
  • Si vas a hacer regalos de reconocimiento a tus colaboradores, que sean de humor, como una función privada de un show de comedia.
  • Ahora que ya estamos volviendo a lo presencial, adapta algún lugar físico, en el que se den espacio al humor, como salas con sillones, juegos y dulces.
  • Ríete de los errores del equipo: por ejemplo, crea un concurso mensual en los que participen las personas que hayan tenido “condoros” y premia al más grande.