EMPRENDEDORES VALDIVIANOS INCURSIONAN CON ÉXITO EN LA COMIDA VEGANA Y SALUDABLE

0
178

Una búsqueda constante de alimentos saludables y a la vez agradables al paladar, fue lo que motivó a Macarena Varas a fundar Sabor a Verde, emprendimiento dedicado justamente a ofrecer una amplia gama de productos para público vegetariano, vegano y para todos aquellos que tienen cierta resistencia a algunos ingredientes, teniendo una amplio abanico de preparaciones que cada vez tiene más adeptos.

Fue en el año 2017 que Macarena junto a su pareja Cristóbal decidieron comenzar de manera informal este negocio, hasta que decidieron dar el gran paso y formalizar este proyecto, inaugurando su tienda física en calle Camilo Henríquez 822, donde sus principales productos son helados y repostería, con un enfoque saludable y a la vez más consciente, priorizando el uso de ingredientes más naturales, sin meter mano en elementos refinados como los azucares o las mismas harinas que habitualmente se utilizan.  

“Esto partió con la búsqueda de una alimentación y forma de vida más sana, y quisimos compartir este modo de vida, siendo nosotros quienes elaboremos estos productos, ya que en aquel entonces no había tienda física dedicada a este tema. Con esto queremos demostrar que comer sano puede ser igual de rico que en la cocina común”, explica Macarena, quien además decidió asociarse a otros emprendimientos locales para aprovechar su vitrina y vender otras alternativas saludables, aunque el 90% de lo que se vende en tienda es elaborado por ellos.

Dentro de los productos más demandados actualmente, están los que son libres de gluten o soya, reducidos en azúcar, o con otros ingredientes especiales, teniendo como principales consumidores a mujeres y gente entre los 20 y 60 años, además de personas que llevan estrictas dietas ya sea por actividad física o presentan alguna intolerancia y alergias, los que incluso pueden pedir preparaciones especiales según sus requerimientos. “Un fenómeno que se ha empezado a dar cada vez más, es que hay gente que sin ser vegana, decide comer más sano por iniciativa propia, lo que habla de cambios en la forma de alimentarnos, tendencia que actualmente gana adeptos en la población”, dice Macarena.

Actualmente son 5 las personas que trabajan en Sabor a Verde, dos dedicadas a las preparaciones, dos encargadas de la tienda y una a cargo de las redes sociales, medio por el cual mucha gente hace sus pedidos y encargos, transformándose en un importante complemento en materia de ventas, lo que incluso hizo que se establezca reparto a domicilio en algunos días de la semana, en específico los martes, jueves y sábado.

Si bien hay productos que tienen mayor salida dependiendo de la temporada, existen algunos que son consumidos durante todo el año, como lo es el “Vegan Snicker”, producto que tiene gran similitud con el original, si no fuera por sus ingredientes, entre los que se cuentan pasta de dátiles, frutos secos, cobertura de maní y chocolate, siendo mucho más saludable y con un sabor único.

A futuro, la idea de Sabor a Verde es lograr ampliar su abanico de productos a las necesidades de la gente, debido a que existe un gran número de personas que por diversas razones no pueden comer de forma normal, y otros que por opción deciden mejorar sus hábitos alimenticios. “Además, queremos ampliar el espacio para que las personas puedan disfrutar en el mismo local de nuestros productos o se puedan tomar un cafecito acompañado de algo natural y saludable”.

Conocimientos y asesorías, claves para potenciar el negocio

Las ganas de aprender y adquirir conocimientos llevaron a estos emprendedores a ser parte del Centro de Negocios Sercotec Valdivia, quienes desde hace unos meses han recibido una serie de ayudas que van en directo beneficio de su emprendimiento, aplicando una serie de herramientas enfocados principalmente en el posicionamiento del negocio y la postulación a fondos concursables, teniendo resultados favorables.

Además, Macarena destaca las oportunidades de negocio que surgen gracias al Centro, siendo parte de las diversas instancias colaborativas y de exposición de productos que se generan dentro de la región, las que esperan retomar una vez que la pandemia así lo permita. “Hemos estado en varias instancias que nos han permitido tener una mayor visibilidad hacia la comunidad, siendo parte de ferias, catálogos virtuales y otras experiencias, además de conocimientos en marketing, redes sociales y otros temas en que son expertos”, puntualiza Macarena.