PRESENTAN LA POLÍTICA NACIONAL MINERA 2050, QUE BUSCA GENERAR UN MODELO DE DESARROLLO MÁS SUSTENTABLE PARA LA INDUSTRIA CHILENA

0
75

Documento socializado por el biministro de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet, contiene 78 metas de corto, mediano y largo plazo que elevan las exigencias tanto al sector como al Estado. En su elaboración participaron más de 3.500 representantes de la industria, ONG´s, gremios, pueblos originarios y académicos en todo Chile durante dos años.  

La necesidad de consensuar un nuevo modelo de desarrollo minero para los próximos 30 años, que garantice una industria competitiva, sustentable, con los más altos estándares mundiales, que deje valor en los territorios y sea un motivo de orgullo nacional, fueron los objetivos que animaron la elaboración de la Política Nacional Minera (PNM 2050) que el biministro de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet, presentó en Calama.  

Durante dos años, más de 3.500 personas vinculadas a gremios, empresas, academia, pueblos originarios y miembros de la sociedad civil relacionados con la minería, participaron en talleres, comisiones, encuentros y sesiones de trabajo que dieron fruto a un documento elaborado en base a una amplia participación ciudadana. 

Muchas de esas personas participaron, tanto presencialmente como en forma telemática, en un conversatorio en la División Ministro Hales de Codelco. Con ellos el biministro Jobet, acompañado del subsecretario de Minería, Edgar Blanco; la coordinadora de la Política Nacional Minera, María Cristina Guell; autoridades regionales y representantes de la industria, abordaron los principales objetivos y metas de esta política pública. 

Junto con agradecer a todos quienes participaron en el proceso de elaboración de la PNM 2050, Jobet sostuvo que la contribución que la minería ha hecho al país a lo largo de su historia ha sido innegable, pero que las exigencias de la sociedad actual y los desafíos que ha impuesto el siglo XXI hacen necesario elevar el estándar con el que esta industria se ha desarrollado hasta ahora. 

En ese sentido, afirmó que el mayor desafío que enfrenta el planeta es el calentamiento global y frente a eso nuestro país puede jugar un papel relevante. Esto, debido a que minerales como el cobre y el litio —de los cuales Chile posee las mayores reservas mundiales— son esenciales en el desarrollo las energías renovables y de la electromovilidad, que permitirán reducir progresivamente la huella de carbono. 

“Hoy es un día histórico. Por primera vez Chile tiene una Política Nacional Minera de largo plazo. Una política de Estado que hemos construido en diálogo con más de 3.500 personas a lo largo de todo el país, que dibuja esa visión de la minería del futuro que todos soñamos. Una minería que aporta los minerales que el mundo va a necesitar para frenar el cambio climático; que genera empleo, inversión y progreso en las regiones; que se integra de mejor manera con sus comunidades; que cuida el medioambiente, y que incorpora más mujeres, y sea así un ejemplo de desarrollo sustentable para nuestro país”, manifestó. 

El presidente Ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, sostuvo que “este es un momento muy importante para Chile y para el sector minero. Para el sector porque es importante tener un derrotero a largo plazo que nos marque el camino de cómo seguir adelante en un desarrollo que tiene una característica fundamental y es que debe ser sustentable. Eso quiere decir que debe contribuir más y mejor al desarrollo económico y social, y que debe cuidar mejor del medio ambiente. Tres desafíos tremendos plasmados en metas concretas y que tiene compromisos específicos no solo de la industria, sino que también de otros actores del país que hacen posible que este camino se materialice”. 

Por su parte, el subsecretario Edgar Blanco sostuvo que “no es casualidad que estemos aquí. Desde la Región de Antofagasta se extrae más de la mitad del cobre de Chile y puedo asegurarles que el documento que se está entregando hoy a la ciudadanía refleja de buena manera lo que necesita la pequeña, mediana y gran minería, con un enfoque de región”. Agregó que “no se puede hacer minería sin tener mejor calidad de vida para todas las personas que viven en los territorios (…) no podemos pensar en el futuro de la minería sin incluir la mirada de la mujer a los distintos desafíos en los que estamos trabajando, porque todos somos minería. Desde el más pequeño productor, mujeres y las familias detrás de cada minero y minera”.

Principales aspectos de la PNM

La Política Nacional Minera 2050 constituye una carta de navegación para la industria y para el Estado, con una visión compartida y transversal basada en los pilares de la sostenibilidad económica, social, ambiental y una buena gobernanza. 

Es un documento orientador y estratégico, que define un total de 78 metas de corto, mediano y largo plazo para la industria minera y para el Estado. Contará con un plan de seguimiento liderado por el Ministerio de Minería y Cochilco para verificar el cumplimiento de esas metas, así como una actualización cada cinco años de manera participativa para incorporar las nuevas realidades que se vayan generando.

El modelo de desarrollo que plantea la PNM 2050 se sustenta en cuatro pilares: 

Pilar económico: ser líderes mundiales en producción responsable, sustentable, competitiva e innovadora, con estándares de clase mundial. 

Pilar medioambiental: Estar a la vanguardia en la gestión de sus recursos y el medioambiente, abordando sus impactos y generando una ganancia neta en la biodiversidad. 

Pilar social: Mejorar la calidad de vida de los trabajadores de la industria, desarrollándose de manera armónica desde los territorios y agregando valor a las comunidades y el país.

Pilar institucional: El Estado crea las condiciones para el desarrollo sustentable de la industria a través de instituciones sólidas, generando un ambiente propicio y dando garantías para la atracción de inversiones.   

Entre las metas más importantes para cada uno de los pilares se encuentran las siguientes:

Pilar económico

  • Mantener el 28% de la producción mundial de cobre, correspondiente a 9 millones de toneladas al 2050. 
  • Que el 70% de la producción se sitúe en los primeros dos cuartiles de costos y doblar la inversión en exploración al 2030. 
  • Aumentar en un 20% el aporte que hacen al PIB las bienes y servicios relacionados a la minería al 2050. 
  • Aumentar en un 50% la productividad (PTF) al 2050.
  • Duplicar al 2030 la inversión anual en exploración greenfield con respecto al promedio de los últimos 5 años.
  • Generar una estrategia de diversificación de la base de minerales y aumentar así el desarrollo de productos distintos al cobre al 2025. 

Pilar medioambiental

  • Contribuir al combate contra el cambio climático, logrando la carbono neutralidad al 2040. 
  • No superar el 10% de agua continental de las aguas totales utilizadas por la industria al 2030 y el 5% al 2050. 
  • Proteger los glaciares. 
  • No tener relaves en situación de abandono ni críticos para la población al 2050. 
  • Generar un impacto neto positivo en biodiversidad al 2050.
  • Impulsar la economía circular a través de minería secundaria y procesos de construcción. 

Pilar social

  • Generar valor en los territorios donde está inserta, reduciendo la pobreza multidimensional y aumentando el bienestar social en estos al 2030.
  • Alcanzar la paridad de género en cargos directivos y un 35% en la industria en general al 2050. 
  • Mantenerse como la mejor industria en términos de seguridad, apuntando a la cero fatalidad. 
  • Se incorpora la construcción del capítulo indígena a través de un proceso de participación conforme al Convenio 169 de la OIT. 
  • Implementar la participación temprana buscando acuerdos vinculantes con las comunidades. 
  • Implementar indicadores de salud ocupacional de los trabajadores al 2025. 

Pilar institucional

  • Contar con una política de fomento segmentada y efectiva para la minería artesanal, pequeña y mediana. 
  • Maximizar el beneficio social mediante una recaudación tributaria justa, competitiva, que contribuya adecuadamente a las comunidades donde está inserta. 
  • Implementar un sistema concesional minero que garantice la propiedad de la concesión y que fomente la actividad minera. 
  • Generar un plan integral de educación minera al 2022. 
  • Disminuir a la mitad los tiempos de tramitación de permisos ambientales y sectoriales al 2050. 
  • Coordinar una visión de infraestructura y tecnologías necesaria para el desarrollo territorial de la industria a largo plazo. 

El documento de la PNM 2050 fue sometido voluntariamente al proceso de Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) y tendrá también un capítulo indígena, que pronto comenzará a ser elaborado. A principios de año, en conjunto con consejeros de la Conadi, se codiseñó la metodología y hoy el documento se encuentra para observaciones del Ministerio de Medio Ambiente, luego de lo cual comenzará el proceso de consulta pública. “Creemos que esta instancia final es muy importante para recoger las voces de todos y así asegurarnos de que la política refleja las distintas visiones de los distintos sectores y que todos la sientan propia”, dijo el biministro Jobet.

Terminadas estas etapas, la Política Nacional Minera 2050 será firmada mediante decreto y tanto el Ejecutivo como el Congreso podrán tramitar las normativas y leyes que permitan materializar los objetivos planteados.