VOITH SE CLASIFICA ENTRE LAS 3 PRINCIPALES EMPRESAS DE SOSTENIBILIDAD POR LA AGENCIA ISS ESG

0
53

HEIDENHEIM, ALEMANIA. Voith recibió, por primera vez en su historia, la clasificación B de la agencia de calificación independiente ISS ESG, lo que la ubica entre las tres primeras empresas del mundo en el sector de la ingeniería industrial y mecánica. Las otras dos empresas clasificadas fueron el Grupo SKF y Johnson Controls. Esta fue la primera vez desde 2016 que la calificación de Voith se elevó de C + a B-.

La agencia de calificación ISS ESG evaluó el desempeño en sostenibilidad de Voith frente a otras 167 empresas de ingeniería industrial y mecánica. “Esta clasificación es una confirmación de nuestro desempeño superior en el área de sostenibilidad, así como resultado del extraordinario trabajo de nuestros colaboradores en todo el mundo. También es una prueba del liderazgo en sostenibilidad de Voith en los mercados en los que operamos”, afirma Markus Schönberger, director de sostenibilidad del Grupo Voith.

La calificación de sostenibilidad también está ganando importancia para la concesión de crédito por parte de los bancos. “Este resultado nos permite reducir aún más nuestros costes de financiación, ya que los mercados financieros buscan cada vez más empresas sostenibles”, explica Michael Hannig, vicepresidente senior de finanzas corporativas y tesorero del Grupo Voith.

En comparación con el año pasado, Voith se desempeñó mejor en 20 indicadores, incluidos los indicadores de diseño y desarrollo de productos, diversidad e inclusión, así como metas y planes de acción para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Además de estos indicadores, la compañía mantuvo la clasificación del año pasado en otros 53 parámetros y tuvo un peor desempeño en 5 criterios.

La evaluación externa de ISS ESG se basa principalmente en el Informe de Sostenibilidad de Voith, que la empresa publica anualmente desde 2011 para demostrar el valor mensurable que las prácticas de sostenibilidad aportan a la sociedad, el medio ambiente y la propia empresa. La evaluación también considera información de fuentes externas como organizaciones no gubernamentales (ONG), medios de comunicación e instituciones científicas.