ARGENTINA REABRIÓ SUS FRONTERAS PARA CHILENOS: AQUÍ TE DEJAMOS DOS OPCIONES DE PANORAMAS PARA PASAR UN FIN DE SEMANA EN EL PAÍS TRASANDINO

0
43

Tras el anuncio de las autoridades del vecino país, ha aumentado la oferta de pasajes aéreos y, gracias al tipo de cambio, se convierte en un destino conveniente y atractivo para quienes quieren retomar el turismo fuera de las fronteras.    

A partir del pasado 1 de octubre entró en vigor la autorización de ingreso a Argentina de ciudadanos extranjeros de países limítrofes, tras la evolución favorable que ha mostrado el vecino país respecto al número de contagios por Covid-19 y el avance en su proceso de vacunación.

Para ingresar al país trasandino, los ciudadanos y residentes chilenos debemos contar con el esquema de vacunación completo (con fecha de aplicación de la última dosis, al menos, 14 días antes del arribo al país) y un resultado de PCR negativo, tomado con no más de 72 horas previas al embarque.

Por ello, para todos aquellos que ya están planificando su viaje a Argentina en los próximos días o piensan aprovechar el feriado del 1 de noviembre, les dejamos dos panoramas que pueden realizar durante un fin de semana en el país vecino:

  1. Visita Córdoba Capital y La Cumbrecita

La Ciudad de Córdoba es la segunda más grande de Argentina y una de las más antiguas del país, lo que se evidencia gracias a sus viejos monasterios, iglesias e instituciones. 

Y precisamente es un monasterio desde donde se recomienda comenzar el recorrido por esta llamativa ciudad trasandina; San José de las Carmelitas Descalzas. Se trata de una hermosa construcción colonial jesuita, que actualmente funciona como un museo de arte religioso. A media cuadra de ella, se encuentra la Plaza San Martín (la principal de la ciudad), donde podrás conocer el Cabildo y la majestuosa Catedral de Córdoba.

No olvides pasar por uno de los imperdibles de la ciudad, la Manzana Jesuítica de Córdoba, una zona que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; como también, por la Iglesia Compañía de Jesús, el sector de Nueva Córdoba (donde comienza a difuminarse el estilo colonial, para dar paso a modernas torres y edificios), el Paseo del Buen Pastor y el romántico Arroyo La Cañada. 

Después de un día en esta hermosa ciudad, te recomendamos trasladarte al mágico pueblito La Cumbrecita, a 118 kms de Córdoba Capital, que se asemeja a una típica villa alemana, con casas de madera y rodeada de mucha naturaleza, con una variada oferta de turismo aventura.

En esta localidad podrás disfrutar, entre otras cosas, de esculturas y tallados en los árboles, tiendas de artesanos y artistas, miradores, arroyos y cascadas, tirolesas y rutas de trekking. Como también, de las mejores pastelerías, una variada gastronomía y, por su puesto, ¡mucha cerveza!    

  1. Disfruta del casco histórico de Buenos Aires

Sin duda, la capital trasandina tiene mucho que ofrecer. Si bien tiene una variada oferta turística, uno de los recomendados es recorrer su casco histórico, que -entre adoquines, cafeterías, bares, museos y restaurantes- se asemeja a las más hermosas calles europeas.

Un recorrido que podrás hacer a pie, desde la Plaza del Congreso hasta la Plaza de Mayo, y desde la Plaza de Mayo hacia el sur, abarcando los barrios de Monserrat y San Telmo, pero también el sector sur del barrio de San Nicolás.

No te pierdas el Cabildo, la Catedral Metropolitana (con el Mausoleo del General San Martín), la Casa Rosada, la Galería Güemes y la Iglesia de San Ignacio de Loyola (la más antigua de la ciudad). Luego, camina hacia el sur por la calle Defensa, un recorrido rodeado de bares antiguos, anticuarios, y gastronomía de todo tipo, que los domingos está ocupado por la feria de San Telmo, el mercado de antigüedades más grande de Buenos Aires.

Ya en San Telmo, no olvides ingresar a una de sus galerías de arte y fotografiar algunas fachadas de sus edificios antiguos, para luego detenerte en la Plaza Dorrego, donde podrás disfrutar de más de un show de tango y de otros artistas locales. 

Por último, durante tu recorrido no dejes de comer un buen bife de chorizo (o más de uno), toma unas copas de Malbec y compra unos alfajores argentinos para traerles a tus amigos. ¡Será un fin de semana inolvidable!